Enviar
Meta de carbono neutralidad para 2021 en riesgo
Ser verde cuesta caro

98% de empresas ticas sin dinero para hacerlo

Alcanzar la sostenibilidad ambiental y mitigar su huella de carbono es una promesa aspiracional para todo empresario, es bien visto y además habla bien de la firma.
Pero, aunque muchas empresas nacionales desean llegar a eso, el costo económico es la principal zancadilla en pos de ese objetivo.
Ser ambientalmente responsable consiste en instaurar nuevas políticas y transformar los procesos de producción a unos que tengan menor impacto en el ambiente.
Pero todo eso cuesta mucho dinero.
Algunas empresas ya comenzaron a dar pasos en esa dirección, anuncio dado durante el III Congreso Ambiental de la Cámara de Industrias a finales de junio.
Se trata de grandes empresas que desarrollaron un programa de gestión en carbono neutralidad, apoyado en una reducción de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global.
En el caso de Holcim Costa Rica, la inversión en el mejoramiento de la parte energética, la reutilización de residuos y la sustitución de sustancias en la producción del cemento supera ya los $11 millones.
Se estima que el impacto mundial de las construcciones y la industria representa alrededor de un 40% de las emisiones de dióxido de carbono.
Por su parte, Intel Costa Rica realizó una fuerte inversión para implementar un sistema de manejo en consumo energético, que permita reducir su huella ambiental.
El manejo eficiente de sistemas mecánicos y aires acondicionados le valió una certificación ISO 50001, además instaló equipos de última tecnología en la línea de producción para optimizar el consumo eléctrico y detectar cualquier fuga energética.
Bridgestone Costa Rica apostó por el reemplazo paulatino de los bombillos por lámparas, compresores por sopladores, además de invertir en cortadores de hule con menor consumo energético para su planta en Alajuela.
La inversión destinada ronda entre los $5 millones y $10 millones anuales, por lo que el cambio se ha venido ejecutando de forma paulatina durante los últimos dos años con el fin de no impactar el presupuesto destinado por la empresa al sector ambiental.
Estos esfuerzos de las grandes corporaciones vinieron apoyados de directrices corporativas, e incluso recibiendo el apoyo de sus casas matrices.
Otras empresas que han seguido este camino son Travel Excellence, Florida Bebidas, Forex, Geocycle, Dos Pinos y Plycem.
Este no es el caso para el 98% de las empresas de nuestro país, que son de mediano y pequeño tamaño que carecen de capacidad financiera para instaurar un programa de sostenibilidad ambiental por su alto costo.
Hablamos de 64 mil pymes que concentran prácticamente la mitad de la fuerza laboral privada, con 850 mil empleados.
Ahí es donde las entidades financieras ofrecen algún tipo de incentivo mediante los “créditos verdes”, destinados al desarrollo de programas de sostenibilidad ambiental.
Uno de ellos es el Banco Popular, que ha prestado casi $3 millones para compra de paneles solares y protección de bosques en el último año y medio.
“Asumimos el compromiso de brindar apoyo financiero a todas aquellas iniciativas, tanto personales como empresariales, que tengan un impacto positivo con el ambiente”, dijo Gerardo Porras, gerente del Banco Popular.
Los recursos se encuentran disponibles para planes de eficiencia energética, manejo de recurso hídrico y residuos, generación de energías limpias y conservación, así como cualquier otro proyecto que mitigue el impacto ambiental de la empresa.
La entidad ofrece tasas de interés a partir del 14% a plazos de hasta de 180 meses, tanto para proyectos empresariales como institucionales.
Para trabajadores independientes, la tasa de interés es de un 19,5% y un plazo de hasta 60 meses, hasta por un máximo de $6 mil.
Así las cosas, pasará algún tiempo para que las pymes den sus primeros pasos hacia la sostenibilidad ambiental, esperanzadas en las opciones financieras que les permitan iniciar con su plan de cuidar el entorno en el que operan.

Johnny Castro
[email protected]


Ver comentarios