Enviar
Un 11% de usuarios desactivó servicio en última década
Seducen menos los teléfonos fijos

Tecnología celular y por Internet se vuelven más atractivos

Los viejos teléfonos para el hogar están perdiendo su encanto. En su lugar, se han vuelto más atractivos los celulares y los aparatos que utilizan Internet (IP).
En la última década, al menos un 11% de los usuarios que alguna vez tuvieron el servicio telefónico fijo en el hogar, decidió quitarlo, de modo que actualmente solo en la mitad de las casas existe.
Las principales razones que dan para ello son problemas económicos, que ya tienen teléfono celular, o porque se trasladaron de domicilio y decidieron no renovarlo, de acuerdo con el más reciente informe de brecha digital de la Rectoría de Telecomunicaciones.
En relación con el aspecto económico, el problema más recurrente es el alto consumo.
En seis de cada diez hogares el gasto promedio mensual es menor a ¢10 mil, el resto consume entre esta cifra y ¢20 mil.
Esta situación motiva a que muchos costarricenses decidan buscar opciones para reducir los gastos de su factura telefónica mensual.
Una de las salidas es quedarse únicamente con el celular, en cuyo caso se prefiere el servicio de telefonía prepago (siete de cada diez teléfonos vendidos son bajo esta modalidad), con el fin de controlar el consumo.
Otra posibilidad es la búsqueda de nuevas tecnologías como la telefonía IP, que reduce notoriamente los costos de cada minuto, especialmente para llamadas fuera del país, gracias a que utiliza Internet para llevar a cabo la comunicación.
“Uno de los elementos relevantes de la encuesta es que al menos un 6,2% de los entrevistados muestra interés en trasladarse de la telefonía fija a la IP… esta tendencia de migrar a la telefonía IP se mantiene en todas las regiones del país”, indica el informe de la Rectoría.
Se espera que este sea uno de los servicios de mayor crecimiento a partir de este año, con el interés mostrado por firmas como Radiográfica Costarricense (Racsa), Claro y Movistar de ofrecer el servicio. De ellas, las dos últimas ya iniciaron los trámites para recibir la numeración telefónica.
Su llegada a este nicho de mercado se uniría a otras empresas que desde el año anterior arrancaron con la telefonía IP, entre ellas Call My Way, Intertel, y más reciente Amnet, entre otras.
El gran perdedor con esta tendencia a que cada vez existan menos usuarios de telefonía fija es el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), único operador autorizado para ofrecerlo.
La entidad prefiere no dar datos exactos al respecto pues con la apertura, todo lo relacionado a su estrategia de mercado incluyendo cifras de cantidad de clientes es declarado confidencial.

Luis Valverde
[email protected]

Ver comentarios