Sea un modelo a seguir en su vida personal y laboral
Enviar

HARVARD

Sea un modelo a seguir en su vida personal y laboral

Todo el mundo lucha por encontrar el equilibrio correcto entre el trabajo y su vida. Como gerente, la forma de manejar personalmente este desafío influye en los miembros de su equipo; buscan en usted señales sobre lo que pueden y deben hacer. Para dar un buen ejemplo:

201309242245431.h.jpg
1. Sea abierto. Hable con franqueza sobre sus propios desafíos y estrategias para compaginar su trabajo, familia y vida personal. Deje que sus empleados lo vean como algo más que una persona que trabaja.

2. Valore a los demás como personas completas. Respete el hecho de que todos con los que trabaja tienen una vida más allá de lo laboral. Fomente que las personas hablen con sus colegas sobre sus actividades fuera del trabajo.

3. Esté dispuesto a experimentar. Pregunte a la gente qué ayudaría a mejorar sus capacidades para obtener resultados laborales, aumentando al mismo tiempo su bienestar más allá del trabajo. Cuando los empleados están involucrados en diseñar e implementar soluciones, están más comprometidos con hacerlas funcionar.


Considere los riesgos en su caso de negocios
Un buen caso de negocios responde esta pregunta: ¿Qué pasa si tomamos este curso de acción? Es probable que no todo salga como estaba previsto. Asegúrese de considerar los riesgos de lo que está proponiendo y qué le pasará al proyecto si ha hecho suposiciones equivocadas. La mayoría de la gente se centra en las amenazas: ¿Qué pasa si el vendedor no entrega a tiempo? ¿Qué pasa si el costo de la materia prima se va por las nubes? ¿Qué pasa si no llega a la fecha de lanzamiento? También debe considerar las oportunidades: ¿Cómo obtener mayor rendimiento de inversión o una amortización más rápida? ¿Puede terminar antes el proyecto? ¿Puede asignarle su mejor equipo?
Piense en cada supuesto que ha hecho y en cómo podría cambiar.

Resalte dos cosas que su pequeño negocio haya logrado
Los empresarios que acaban de empezar a menudo temen a la pregunta: “¿Cómo van las cosas?” Independientemente si el que pregunta es un socio potencial, un inversionista de riesgo, o simplemente un amigo, debe comunicar que las cosas van bien, pero no debe ser vago o enunciar una letanía memorizada de logros. La próxima vez que surja esta pregunta, esté listo para responder con dos logros recientes. Escoja cosas concretas. Por ejemplo: “¡Las cosas están muy bien! Superamos los 900 mil usuarios activos mensuales e incorporamos a Facebook como socio contratante”. Manténgase con dos cosas. Si solo nombra una, parecerá como que quiere impresionar a su audiencia con ese único logro. Con dos, podrán elegir ante cuál reaccionar y usted no dará la impresión de que los está engatusando para que elogien su negocio.

Temas de conversación

El escrutinio de los analistas impide la innovación corporativa
Las empresas que están cubiertas por un gran número de analistas generan menos patentes, y las patentes que producen tienen menos impacto que las de otras empresas, según un análisis de Jie (Jack) He, de la Universidad de Georgia, y Xuan Tian, de la Universidad de Indiana. Los resultados sugieren que los analistas ejercen tanta presión sobre los gerentes para que alcancen metas financieras de corto plazo que impiden inversiones de las empresas en proyectos de largo plazo.

A los inversionistas les gustará más su empresa si acorta su nombre
En promedio, las empresas con nombres cortos y simples atraen más accionistas, generan mayor número de compraventa de acciones y se desempeñan mejor en ciertas métricas financieras que las empresas con nombres difíciles de procesar como National Oilwell Varco y Freeport McMoRan Copper & Gold, afirman T. Clifton Green, de la Universidad Emory, y Russell E. Jame, de la Universidad de Kentucky. Un aumento de un nivel en la “fluidez” del nombre en escala de cinco, como reducir una palabra en la longitud del nombre, se asocia a un incremento del 2,53% en la proporción valor del mercado-valor contable, lo que se traduciría en $3,75 millones en valor de mercado agregado para las empresas medianas de la muestra de los autores. Elegir un nombre de empresa fácil de procesar es un método de bajo costo para mejorar el reconocimiento de los inversionistas y elevar el valor de la empresa, señalan los autores.
 

Ver comentarios