Enviar

HARVARD

Saque provecho del fracaso

201302262243550.n7.jpg
Cuando inicia una compañía, lanza un producto o acepta un trabajo nuevo, por supuesto que espera tener éxito. Pero no siempre es el caso. La próxima vez que enfrente un fracaso, lea a continuación cómo debe aprovecharlo al máximo:

1 Reconozca tristeza. Es decepcionante cuando sus sueños no dan frutos. Tómese tiempo para el duelo. Si subestima la tristeza, corre el riesgo de perder su pasión y de quedarse estancado.

2 Deseche la vergüenza. El fracaso no debería ser un referéndum sobre usted. Saque la vergüenza de la ecuación y etiquétela como el desperdicio que es.

3 Aprenda la lección correcta. Los expertos dicen que el fracaso es el mejor maestro, pero tiene que ser más específico. Pregúntese: ¿Qué verdad valiosa descubrí al fracasar?

Responda a una rebelión de clientes

Tal vez no vea a los clientes como amenaza para su negocio. Pero gracias a las redes sociales, los consumidores ahora pueden incitar insurgencias que derrocan incluso las iniciativas más estratégicas (recuerde las debacles del logo de Gap y Netflix). A continuación tres pasos para reaccionar ante una rebelión de clientes:

1 Escuche y responda. Muchas marcas se meten en problemas al no percibir señales de advertencia. Asegúrese que su compañía tenga herramientas para monitorear las redes sociales, un equipo estelar de analistas sociales y defensores del consumidor y compromiso genuino para actuar correspondientemente con lo que ve y escucha.

2 Conecte y disipe. Es más probable que los insurgentes potenciales confíen más en un compañero cliente que en usted. Para neutralizar un problema antes que se disemine, fomente que los defensores de la marca hablen por usted.

3 Involucre y transforme. Evite que surjan disturbios involucrando a los clientes en la toma de decisiones estratégicas claves. Esto podría ser tan simple como establecer y moderar en Internet comunidades de apoyo al cliente.

Obtenga baja por paternidad que quiera
Cuando está por ser mamá o papá, es crítico saber cuánto tiempo puede tomarse y con qué paga. A continuación tres consejos para recibir la baja que quiere.

1 Haga una investigación extensa. Revise la guía de empleados de su organización o hable con alguien de recursos humanos para entender la política oficial. Después, pregunte para saber qué ha recibido otra gente y cómo se comparan otras compañías con la suya.

2 Hable con su gerente. La mayoría de los acuerdos individuales parten como negociación entre una empleada valiosa y su gerente. Preséntelo a su jefe como un problema que espera resolver conjuntamente, no como demanda ni amenaza.

3 Pida la mayor cantidad de tiempo que pueda. La gente a menudo subestima cuánto va a querer irse —siempre puede volver antes si así lo desea.


TEMAS DE CONVERSACIÓN

Hombres se sienten poderosos luego de interactuar brevemente con gente poderosa
Según un experimento, los hombres que participaron brevemente en un equipo con alguien a quien consideraban ejecutivo de alto poder posteriormente se sintieron más poderosos ellos mismos y arriesgaron un 40% más dinero en una actividad de apuestas que los que formaron equipo con porteros, informan Noah J. Goldstein y Nicholas A. Hays, de la UCLA. El descubrimiento sugiere que una asociación tenue y temporal con un individuo poderoso es lo único que se requiere para que los hombres sientan que se les ha pegado parte del poder. Este efecto no aplica entre las mujeres.

Reafirmar los valores centrales mejora el desempeño
La gente que meditó profundamente sobre sus valores personales más importantes cometió un 44% menos errores en una tarea de oprimir botones, informa un equipo encabezado por Lisa Legault, de la Universidad de Clarkson. La afirmación propia parece alertar a la gente de sus errores, permitiéndole mejorar su desempeño. Investigaciones previas han demostrado que la afirmación propia también compensa los malos efectos del agotamiento mental e impulsa el autocontrol.

 

Ver comentarios