Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



NACIONALES


Salvó el día Código Sísmico

Redacción La República [email protected] | Viernes 07 septiembre, 2012



Casi ilesa quedó la infraestructura
Salvó el día Código Sísmico

Normativa fue vital para reducir daños

La existencia del Código Sísmico fue vital para evitar una catástrofe mayor por el terremoto ocurrido el miércoles.
Esa afirmación es compartida por expertos en construcción, que añaden que la contratación de profesionales calificados para la edificación de las obras es igual de importante.
El Código ordena una serie de normas para el diseño resistente a sismos, producto del conocimiento científico, la práctica tecnológica y la experiencia con terremotos pasados.
El nacimiento data de 1974, producto de la colaboración entre el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos y la Escuela de Ingeniería de la UCR.
Desde esa fecha, es obligatorio aplicarlo en la construcción y se modifica tomando en cuenta las actualizaciones sobre información de terremotos, diseños y materiales.
Sin negar la importancia de este Código, expertos hacen hincapié en la contratación de profesionales capacitados para realizar construcciones y que estas cuenten con el debido permiso de construcción.
Omisiones en estos aspectos, por ejemplo, causaron mayor desastre en países sin Código Sísmico como Haití, donde el terremoto fue de 7,0 grados, de menor magnitud.
Nuestra legislación obliga que en todas las obras constructivas haya profesionales responsables del proyecto y eso minimiza el impacto.
Sin embargo, debe entenderse que los edificios no son totalmente inmunes ante los terremotos y que su función principal debe ser mantenerse en pie lo suficiente para que sus ocupantes puedan evacuarlo.
El contraste en pérdidas humanas y materiales con el terremoto de Cinchona de 2009 (de menor magnitud) reside en prácticas constructivas viciosas en varias de las edificaciones de la zona.
Los expertos indican que la falta de supervisión de profesionales en ingeniería y arquitectura fueron la principal razón de que ese pueblo prácticamente desapareciera.
Tomando en cuenta la magnitud del sismo versus los daños ocasionados, se puede asegurar que la correcta aplicación del Código Sísmico “salvó” el día.

Jeffry Garza
[email protected]