Enviar

Decisión del Presidente envuelta en nebulosa legal

Sala IV decidirá futuro de la reforma laboral

Levantamiento del veto divide a juristas

Quedará en la Sala IV o quizás en la propia Asamblea, la palabra final sobre si es legal o no, la decisión de Luis Guillermo Solís de levantar el veto que impuso Laura Chinchilla a la reforma laboral.
Queda cuestionado también el decreto, anunciado por Solís el mismo día, que pretende prohibir las huelgas de los servicios esenciales.
En cuanto al levantamiento, lo más probable es que el caso sea remitido a la corte constitucional.
El levantamiento podría además ser rechazado por la Asamblea; sin embargo, esto es menos probable, al tratarse de un mecanismo nunca antes utilizado.
La Ley de la Reforma Laboral Procesal, aprobada en 2012, regula las huelgas de parte de los empleados públicos, incluso introduce castigos fuertes —hasta el despido sin responsabilidad patronal— para quienes hacen un huelga ilegal.
Por otro lado, crea la opción de las huelgas de parte de los trabajadores del sector público que brindan los servicios esenciales, como seguridad y salud, la cual preocupa a muchas personas, incluso al propio Presidente, que el mismo viernes pasado anunció un decreto para prohibir este tipo de actividad.
Sin embargo, hay pocas posibilidades de que rija, de acuerdo con varios juristas.
El decreto estaría en contradicción con la misma ley que está poniendo en vigencia, asegura Francisco Antonio Pacheco, expresidente de la Asamblea Legislativa.
El decreto no puede estar por encima de la ley, dice el abogado constitucionalista Juan José Sobrado.
Partiendo de la lógica de que se puede retirar el veto a la ley, esta quedaría por encima de cualquier decreto.

201412142349550.n1.jpg


Natalia Chaves
[email protected]
@nataliachavesb


Ver comentarios