Revive Circunvalación Norte
La construcción de la Circunvalación Norte permitirá a los habitantes del precario Triángulo de Solidaridad mejorar su condición de vida, pues muchos serían reubicados a proyectos de viviendas con todos los servicios.Marco Monge / La República
Enviar

Arranca concurso para escoger empresa que terminará vía

Revive Circunvalación Norte

Obra de 5,2 kilómetros costará $180 millones, por caras expropiaciones

El plan para terminar el último pedazo que falta de la carretera de Circunvalación revivió.
Ayer se anunció que en los próximos días se publicará el cartel de licitación para contratar el diseño y construcción de los 5,2 kilómetros de la fase norte.

201303132250350.n33.jpg
La ruta tendrá dos carriles por sentido y contará con una vía marginal adicional a cada lado.
La importancia de ese nuevo camino es que enlazará tres de las rutas más transitadas del país: la General Cañas, que va a Alajuela, la de Caldera y la que lleva al Caribe.
Otra gran ventaja que ofrece el último tramo de la Circunvalación es que evita a los camiones pesados ingresar al casco central de la capital.
La inversión que se hará en la Circunvalación Norte será de $180 millones, de los cuales $50 millones serán para expropiar terrenos.
Precisamente por la gran cantidad de locales y tierra que se deben adquirir para desarrollar el proyecto es que se decidió posponer la construcción del trayecto entre la ruta 32 —que va a Limón— y Calle Blancos.
Es por eso que en una primera etapa solo se hará el paso que conectará la Uruca, a la altura del restaurante Burger King, con la ruta a Limón, cerca del precario Triángulo de Solidaridad.
Son casi cuatro kilómetros de los cuales casi la mitad será un viaducto, es decir una ruta elevada, como un segundo piso, que incluirá dos intersecciones de tres pisos y un puente.
Las intersecciones serán innovadoras pues tendrán túnel, rotonda y paso elevado para evitar que el alto tráfico complique la circulación. Una estará en la Uruca y la otra en la ruta 32.
Por su parte, la segunda etapa de la ruta norte quedará pendiente hasta que el gobierno pueda asegurar el derecho de vía necesario para completar el kilómetro que falta.
El anuncio del lanzamiento del concurso para terminar la principal ruta del centro de la capital lo dieron ayer Pedro Castro, ministro de Obras Públicas; José Luis Salas, jerarca de Conavi, y Andrea Soto, gerente del proyecto.
Aunque la obra se dividirá, el cartel contempla que quien gane debe realizar el diseño de toda la ruta.
Eso con la idea de que la empresa adjudicataria complete toda la obra; para ello se solicitaría un permiso a la Contraloría para que permita ampliar el contrato y otorgarle el pedazo que falta cuando se haya completado la expropiación de lotes.
La meta es que el primer tramo de la Circunvalación esté listo para mayo de 2016, dijo Soto.

Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios