Reservas récord de barriles de petróleo podrían debilitar los precios
Enviar

Las reservas de petróleo han crecido a un récord de casi 3 mil millones de barriles debido a la fuerte producción de la OPEP y otras fuentes, lo que podría profundizar la caída de los precios, según la Agencia Internacional de Energía (IEA, por la sigla en inglés).

Ese “enorme colchón se ha formado” a partir de ventas récord de Irak, Rusia y Arabia Saudita a pesar de que la demanda mundial de combustible crece al ritmo más rápido en cinco años, dijo la agencia.

De todos modos, la IEA pronostica que la oferta no perteneciente a la Organización de Países Exportadores de Petróleo experimentará el año próximo la mayor declinación desde 1992 conforme los bajos precios del crudo afectan al sector de petróleo de esquisto de los Estados Unidos.

“Los inventarios de crudo” ofrecen “una amortiguación sin precedentes contra las conmociones geopolíticas o las interrupciones inesperadas de la oferta”, dijo la agencia, que tiene sede en París, en su informe mensual sobre el mercado. Dado que las reservas de combustibles de invierno también son abundantes, “los mercados petroleros bajistas podrían optar por no hibernar”.

Los precios del petróleo han bajado alrededor de 40% en los últimos 12 meses conforme la OPEP defiende su participación de mercado contra rivales como la industria de esquisto de los Estados Unidos, que experimenta sólo una vacilación gradual a pesar del derrumbe de los precios.

Los inventarios de petróleo crecen porque el crecimiento de la oferta sigue superando la demanda, dijo el jueves el grupo de 12 países exportadores en su informe mensual.

Los inventarios totales de petróleo crecieron en los países desarrollados 13,8 millones de barriles, a unos 3 mil millones en septiembre, un mes en que suelen declinar, según la agencia.

El ritmo de aumento se desaceleró a 1,6 millones de barriles por día en el tercer trimestre, mientras que fue de 2,3 millones por día en el segundo, si bien el crecimiento siguió estando “muy por encima del promedio histórico”. Hay indicios de que algunos depósitos de almacenamiento de combustible en el hemisferio oriental han cubierto su capacidad, dijo.

Los inventarios de diésel, que en Europa y el noreste de los Estados Unidos se utiliza como combustible para calefacción, se encontraban a fines de agosto en el nivel más alto en cinco años, unos 600 millones de barriles. “Eso podría proteger al mercado de una contracción de la oferta de haber un prolongado período de bajas temperaturas”, dijo la IEA.


Ver comentarios