Enviar
Raíces que generaron arte
El arte precolombino interesó al maestro Francisco Zúñiga desde los inicios de su extraordinaria carrera artística

Las piezas de un hallazgo arqueológico en Filadelfia, Guanacaste, a principios del siglo XX, fueron objeto de estudio y pintadas en acuarelas al tamaño natural por el maestro Francisco “Paco” Zúñiga, escultor de reconocimiento mundial, cuando este, a sus 20 años, buscaba ya en el arte precolombino de Costa Rica, su país natal, unas raíces que generaran su arte.
Aunque las piezas se perdieron, ha sido de gran valor la iniciativa que tuviera el señor Jorge Lines, a quien correspondió ser parte de las labores de su descubrimiento, de pedirle al artista Zúñiga, en aquel entonces aún residente en Costa Rica, que realizara acuarelas de cada una de ellas.
Posteriormente, dichas acuarelas fueron adquiridas por el coleccionista de arte Daniel Yankelewitz, con lo cual se conservó el fruto de la mirada interesada y talentosa de Zúñiga sobre las piezas, para disfrute y estudio de quienes saben valorar el arte precolombino.
Hoy Banco Improsa continúa la labor publicando un tomo en edición de lujo con la hermosa y bien documentada colección de obras, que incluye “notas impresionistas” (no de estudios críticos) inéditas y manuscritas, del maestro Luis Ferrero, estudioso, investigador y escritor costarricense, quien obtuvo el Premio Nacional de Cultura Magón, entre muchos otros reconocimientos nacionales e internacionales por su trayectoria y sus más de 100 libros publicados.
La obra contó con la fotografía de Isaac Martínez M., diseño de Mónica Schultz C., traducción al inglés de Leslie Simmons y edición de Luis Fdo. Salazar A.
Sobre las acuarelas del maestro Zúñiga, Ferrero dijo: “No esperó Zúñiga que el arte precolombino fuese acogido por el Museo del Louvre para valorizarlo. Supo ir a una de las raíces de la nacionalidad costarricense y sentirlo como expresión creadora y no como mudos testigos arqueológicos”.
Por otro lado, destacó que “…el coleccionista D. Daniel Yankelewitz, las rescató para la cultura costarricense, ante la eventualidad de que esta colección saliera de Costa Rica”.
Hoy gracias a este libro patrocinado por Banco Improsa, y merced al permiso otorgado por la Fundación Zúñiga Laborde y Daniel Yankelewitz, las personas interesadas podrán profundizar en su contenido.
La obra se realizó sin fines de lucro, por lo cual será donada a universidades, escuelas, colegios y bibliotecas, entre otros.

Carmen Juncos
[email protected]

Ver comentarios