Logo La República

Domingo, 24 de octubre de 2021



NACIONALES


Radios reaccionan a la competencia

Nancy Carvajal | Sábado 26 enero, 2013



Recuperar audiencia y fidelidad es la misión

Radios reaccionan a la competencia

Estrategia consiste en uso de aplicaciones tecnológicas para llegar a celulares y computadoras

“Las radios tiene un aliado que es Internet, esto vino a apoyar el desarrollo y el mantenimiento de las emisoras”, mencionó Raúl Quesada, gerente de Grupo Columbia. Esteban Monge/La República

Las radios han tenido que saltar a la tecnología para mantenerse en el negocio, luego que los MP3 e Internet modificaran los hábitos de consumo de los escuchas.
Queda en evidencia que la gente compra menos radios, ya que entre 2005 y 2011 bajó un 12% la tendencia de utilización de estos aparatos en los hogares, según el INEC.
La observación indica que los hogares costarricenses ya no se preocupan por comprar o reparar estos aparatos para el consumo de radio.
Estos nuevos cambios en el mercado tecnológico han puesto a pensar a las empresas difusoras sobre los métodos que están utilizando las personas para escuchar.
“Las tendencias al consumo de radio han cambiado, ya los hogares no son los mismos, por eso los nuevos aparatos tecnológicos tienen que representar una muy buena alternativa para llegar más a los oyentes”, dijo Luis Ortiz, vicepresidente de Cadena Radial Costarricense.
La premisa de las radios es que la tecnología deje de representar un riesgo y sea una oportunidad para innovar y llegar a más lugares. Esto significa un mayor esfuerzo para complementar la oferta requerida para complacer a las nuevas generaciones de radioescuchas.
Uno de los principales retos para las emisoras es reforzar las áreas de información, entretenimiento, educación y cultura para que no se vean amenazadas por las nuevas formas de distracción de la población.
“La radio fue hecha con el fin de servir a las comunidades, no es solo música sino compañía e información. Por lo cual, si no se están innovando en estas áreas pueden sufrir la disminución de sus oyentes y hasta el cierre”, consideró Gustavo Piedra, presidente de la Cámara Nacional de Radios.

La tecnología sí es un problema para las radios repetidoras de música, ya que existen programas para realizar esa función, por lo que no estarían transmitiendo nada diferente a su público.
Un ejemplo de esto fue la emisora Super Radio, que cerró en diciembre y que dejó molestos a los amantes de la música de las décadas de los 50, 60, 70 y 80.
Igualmente 95.1, que salió del aire en marzo pasado, y aunque alcanzó una audiencia considerable, no pudo posicionarse en el mercado.
El principal problema es que se limitaban a brindar música a sus oyentes, y no permitían otro tipo de propuestas.
Internet se ha convertido en un canal muy fuerte y viene a concursar con la radios, ya que las personas dedican más tiempo a las redes sociales, al entretenimiento y a descargas de videos.
“Se está dando una migración hacia Internet, aunque hoy se siguen haciendo anuncios de radio el mercado es muy específico y segmentado. No se puede decir que la radio va a desaparecer, pero es más rentable el canal por Internet”, consideró Ronald Fernández, director creativo de la agencia publicitaria Jotabequ.

 

Nancy Carvajal
ncarvajal@larepublica.net

 





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.