Enviar

Atraer la inversión extranjera al país es una de las tareas que sí se hicieron y con buen resultado. Impulsar adecuadamente las pymes, y los sistemas educativo y de salud públicos, para el mantenimiento de un capital humano de alta calidad es algo de lo que no se hizo


¿Qué hicimos y qué no hicimos?

La tarea para atraer la inversión extranjera al país es una de las que sí se hicieron y con buen resultado, a juzgar por las empresas que llegaron desde que se inició con esa política y las que siguen llegando.
Es necesario implementar mejoras en infraestructura, trámites y alguna otra condición, como por ejemplo el actual costo energético (aumentado por la falta de lluvia en los meses del verano y quizás por razones de eficiencia) y de una lentitud —que debe eliminarse— en la realización de trámites.
A pesar de lo cual las empresas siguen llegando, tal como lo detalla una nota de este medio ayer.
Convergys y Suttle Costa Rica, son dos ejemplos de lo dicho, que significan la contratación de al menos 800 personas.
Otro ejemplo es Brightstar, en Heredia, que abrirá un nuevo centro de servicios de soporte en finanzas y tecnologías.
“El panorama del país es sano, más allá de la salida de algunas empresas de capital internacional”, dice nuestra nota.
La razón para que las empresas extranjeras decidan invertir aquí parece obvia: el capital humano.
Razón de más para poner toda la atención en aquello que está funcionando mal en cobertura,  infraestructura y calidad del sistema educativo, y  en el sistema público de salud. Es decir, en las tareas que no se han hecho y que impactan en forma directa sobre las personas.
Es necesario tener claro también, por ejemplo, que las empresas que vienen no solo necesitan contar con colaboradores con un alto nivel del idioma inglés, sino también de otras lenguas como el alemán, italiano y portugués. ¿Qué se hace hoy en este país para incentivar el estudio de estos otros idiomas?
El idioma es el rasgo más importante de cada cultura. ¿Cuánto más podemos beneficiarnos con lo mejor de cada cultura por medio del conocimiento de su lengua? Mientras más lo hagamos, más formados estaremos para trabajar con éxito en cualquier tipo de empresa.
El problema reside, pues, no en la tarea que sí hicimos para atraer inversión extranjera, sino en las múltiples otras tareas que dejamos de hacer para un verdadero aprovechamiento de la apertura comercial por parte de todos los sectores de la economía nacional.
Las empresas extranjeras que deciden invertir en Costa Rica, siguen llegando y proporcionando empleo, entre otros beneficios, y solo deberemos mejorar aún algunas condiciones para su funcionamiento.
Pero sabemos que la mayor parte del empleo la han producido siempre en el país las pequeñas y medianas empresas nacionales. E impulsar adecuadamente a estas sí es una gran tarea pendiente.

Ver comentarios