Iris Zamora

Iris Zamora

Enviar
Lunes 19 Enero, 2015

Un episodio más en esta hermosa aldea, en donde algunos se inmolan, mientras otros sacan ventaja


…desde Moncho

“¡Que cante Soley!…”

Tengo la percepción de que el morbo que nos andamos estos días, no se va a poder complacer. Desde las curules legislativas los mediatizados han levantado sus eufóricas voces, defendiendo a la Procuradora General de la República; aun cuando sus partidos y fracciones legislativas hace cuatro años no votaron por ella…
¿Recuerda usted, estimada y estimado lector, los argumentos en contra, “que era la ficha de Óscar Arias”, “que era de afiliación liberacionista”? Toda suerte de gastados razonamientos que suele la “oposición” argumentar para evitar nombramientos, o al menos “embarriarles el terreno de juego”.
Cuatro años después, cuando el país conoce de una supuesta “oferta” que alejaría del cargo a la procuradora Brenes, a cambio de un nombramiento en el servicio exterior, entonces esas fracciones, que no la querían ahí, esgrimen argumentos a favor de la Procuradora… ¿Verdad que a veces parecemos una sociedad de mentirillas, con una clase política de mentirillas?
Antecedentes. La Procuraduría dictaminó contra el levantamiento del veto al cierre de la calle de los artesanos. También se pronunció contra el nombramiento del Ministro de la Presidencia por su condición clerical. El último pulso. Luego de la jubilación del Procurador de la Ética don Gilberth Calderón, la procuradora Brenes quiere escoger a su sucesor internamente; el Gobierno, un concurso externo.
Algunas preguntas:
1- ¿Existió o no existió “ofrecimiento” de una embajada a cambio de abandonar el cargo por parte del Viceministro de la Presidencia a la Procuradora General de la República? Respuesta que debe dar la Procuradora.
2- ¿Cuál fue la causa de esa solicitud, si es que existió? Respuesta que deben dar el Viceministro y la Procuradora.
3- ¿Existen testigos de tal ofrecimiento? Respuesta que deben dar ambos.
4- ¿Si estaban solos, cómo se filtró a un medio de comunicación? Respuesta que nadie dará.
5- ¿Actuó de oficio el Viceministro de la Presidencia? (¿Existirá alguien, además de Ottón que crea que actuó por iniciativa personal?) Respuesta para el Viceministro.
6- ¿Si fue una decisión personal del Viceministro, siendo un hecho grave, por qué no lo han despedido? Respuesta para el Ministro de la Presidencia, jefe superior del Viceministro
7-¿Protege el Viceministro a quien le dio la orden del “ofrecimiento”? Respuesta que conoceremos si el Viceministro decide romper el silencio.
8- ¿Renunciará el Viceministro, le harán la oferta de dejar el cargo a o “resistirán” junto a él, el embate de los hipócritas? Respuesta, habrá que ver.
9- ¿Terminará el Presidente de la República, cortando cabezas de frondosas cabelleras? Respuesta ídem.
10- ¿Se fortalece la imagen de la Procuradora, como para buscar su tercera elección, con el apoyo de fracciones que hace cuatro años le cuestionaban tener afiliación política?... Respuesta, solo su peinador lo sabe (chiste malo, lo del peinador).
Por ahora un episodio más en esta hermosa aldea, en donde algunos se inmolan, mientras otros sacan ventaja.

Iris Zamora