Promueva el desarrollo de su hijo con cuidado
Enviar

1 hora dura una sesión de estimulación temprana


SALUD

Promueva el desarrollo de su hijo con cuidado

La estimulación temprana debe ser brindada solo por un profesional capacitado en el campo y en condiciones adecuadas

Si usted es de los padres que apoyan el desarrollo de las habilidades de su hijo y por ello lo envía con un profesional para que le brinde estimulación temprana, ¿se ha preguntado alguna vez si el menor realmente está recibiendo el servicio y de la mejor manera?

201405192143510.m111.jpg
Elementos físicos del lugar en donde se realiza la atención del niño o la niña así como la preparación del profesional a cargo, son dos de los aspectos que deben tomar en cuenta los encargados de los menores.
La estimulación temprana es un conjunto de intervenciones sistemáticas y oportunas que buscan potenciar al máximo las habilidades y el desarrollo del menor, y se brinda desde la etapa prenatal hasta los seis años de edad.
El primer aspecto que se debe tomar en cuenta antes de optar por ese servicio, es que el profesional a cargo tenga estudios propiamente en estimulación temprana y una titulación que lo respalde.
Ese experto se prepara en todas las áreas que componen al ser humano, incluyendo la médica o física, en donde ve por ejemplo el desarrollo neurológico y el área muscular. También estudia la parte ocupacional así como la educativa, psicológica y de lenguaje.
“El papá debe preguntar primero qué estudió (la persona a cargo), qué tipo de profesional es. El padre no debe creer que porque el profesional que lo atiende es un terapeuta físico, una maestra de preescolar o un terapeuta ocupacional, es decir porque tienen estudios en un área específica o trabajen con niños, van a dar estimulación temprana”, comentó Diana Mesén, máster en estimulación temprana.
“Aunque un profesional tenga un área de profesión base, siempre debe tener estudios adicionales en estimulación temprana, para brindar el servicio”, añadió la experta. 
El segundo aspecto que deben analizar los padres es el lugar y el equipo con el que se brinda el servicio al menor.
En este punto deben valorar el aseo del lugar y que usen juguetes adecuados para el menor, que no sean tóxicos, que se laven con facilidad, lo anterior porque durante las sesiones los menores pueden metérselos a la boca.
El espacio además, debe ser amplio en la medida de lo posible y contar con una superficie apropiada para el trabajo, que generalmente es una alfombra de estimulación temprana, recomendó Mesén.

Carolina Barrantes
[email protected]
@cbarrantesLR

Ver comentarios