Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



ÚLTIMA HORA


Política sobre refugiados enfrenta rechazo por brecha salarial en Suecia

Bloomberg | Jueves 19 noviembre, 2015 12:00 am



El plan de Suecia para acoger a cientos de miles de refugiados de Medio Oriente pareciera estar destinado a ampliar la brecha salarial en una de las sociedades más igualitarias del mundo.

Prácticas con décadas de antigüedad que han apuntalado los salarios y restringido las contrataciones han impedido hasta ahora que inmigrantes no calificados se unan a la fuerza laboral. Sin embargo, con cerca de 350 mil solicitantes de asilo, mayormente procedentes de Siria y Afganistán, que llegarían a Suecia a fines del próximo año, se hace insostenible mantener a toda esa gente con ayuda financiera del estado en lugar de permitir que realicen trabajos con un bajo sueldo.

“Estamos atascados”, dijo Jonas Hinnfors, un profesor de ciencias políticas de la Universidad de Gotemburgo. “La presión sobre los políticos para que prueben algo nuevo está aumentando”.

Los altos salarios para principiantes en Suecia dejan a los inmigrantes menos calificados en desventaja. El salario inicial bruto para trabajadores entre 18 y 24 años era de 22.800 coronas ($2.615) mensuales en 2014, equivalente a poco más de $31.000 al año, según datos de la media salarial compilados por la Confederación de Empresas de Suecia Esto solo es un 13% más bajo que la media salarial para todos los trabajadores.

No obstante, la ministra del trabajo Ylva Johansson dice que duda que un recorte en los sueldos de los trabajadores menos calificados “sea un buen modelo”. La ministra dijo además que la afluencia de refugiados podría significar que Suecia falte a una promesa electoral clave de alcanzar la tasa de desempleo más baja de la Unión Europea en el año 2020.