Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Petrocaribe, ¿sí o no?

| Jueves 14 agosto, 2014


Costa Rica puede conectarse a los gasoductos en Panamá e importar combustibles de excelente calidad a menor precio y sin contaminar


Petrocaribe, ¿sí o no?

En las últimas semanas se debate el tema de vincularse o no a Petrocaribe, como una alternativa a los elevados precios de combustibles que se pagan en el país. En lugar de manifestar mi opinión, resumiré los aspectos más relevantes sobre los cuales lo hago.
Petrocaribe no es una ONG o una institución internacional. Inició como una relación binacional creada para apoyar a Cuba con petróleo venezolano durante la era Chávez, que favorece a la isla con combustibles casi regalados. Posteriormente, otros países se agregaron buscando el mismo beneficio, pero no son tratados de igual manera que Cuba.
Si bien no hay que pagar una cuota para ser parte del grupo, el aparente beneficio no es “gratis”: hay que mantener una postura internacional agradable al “acreedor” para seguir recibiendo el aparente beneficio.
En el caso de que Costa Rica se adhiera al grupo, no recibirá ningún combustible regalado: la vinculación solo diferirá el pago, una parte ahora, el resto a plazo, con interés. Al igual que usar una tarjeta de crédito, al final lo comprado será más costoso que pagar de contado.
Alternativas. En la última crisis petrolera en el año 2008, el precio por barril llegó a $146 y el precio del litro de gasolina súper a ¢735. Desde entonces, el precio del petróleo ha rondado los $100 pero los combustibles en Costa Rica, desde junio del año 2010, han sido incrementados de forma dosificada hasta superar los ¢800, a pesar de que el petróleo no pasa de $115.
La pasividad local y la desinformación han evitado que las personas exijan un ajuste real.
A esta situación, hay que agregar que Recope y la Aresep manipulan los precios de los combustibles según los precios “futuros” en los mercados internacionales y NO a los precios reales que Recope paga a sus proveedores.
Este primer “gap” influye directamente en los precios finales que se pagan por los combustibles y por la energía eléctrica, dado que al usar combustibles para generar electricidad, se inventó el “factor térmico”, el cual se cobra al abonado eléctrico por la energía, se utilicen o no combustibles.
El otro “gap” está entre la calidad de los combustibles utilizados como referencia en las fórmulas de la Aresep para fijar precios y otra realidad es la calidad que Recope importa para comercializar a todo el país.
Miles de personas ya olvidaron la pésima gasolina que estuvieron pagando, tan mala que estaba “dopada” de aditivos MMT para que sirviera (busque en Internet “Recope y Aresep sabían de dañino aditivo en gasolina”).
Incluso antes de hablar de eliminar el monopolio de Recope, con solo una fracción de los $50 millones que Recope ha girado al supuesto “proyecto” (sin que se conozca el aporte de Soresco al mismo), Costa Rica puede conectarse a los gasoductos en Panamá e importar combustibles de excelente calidad a menor precio y sin contaminar.
Al mejorar los combustibles y a menor costo, mejora la eficiencia y se extiende la vida útil del parque vehicular, sin comprometer la toma de decisiones del país en materia internacional.

Luis Guillermo Quesada Sibaja