Oportunidades tras acuerdo europeo
Diego Berrocal está optimista, de que podrá exportar más helechos a la Unión Europea. Gerson Vargas/La República
Enviar

Consumidores ganarán con el libre comercio

Oportunidades tras acuerdo europeo

Solo falta aprobación final de parte de la Asamblea

Pagaríamos precios menores por muchos productos europeos, a raíz del inicio —esperado para el primer semestre de este año— del libre comercio con la UE.
Por un lado, algunos productores nacionales tendrían que enfrentar una competencia europea más intensa; sin embargo, no serían muchos. Por el otro, habrá mayor oportunidad de incrementar las exportaciones costarricenses al Viejo Continente.
Habrá ahorros adicionales, debido a que el acuerdo acabará con varios trámites, que actualmente incrementan el costo del comercio con la UE.
El tratado además pretende incrementar la protección a la propiedad intelectual, así como la colaboración técnica.
Varios productos europeos, como quesos, jamón, tocino, whisky y vehículos, verán sus precios reducidos, una vez que empiece el comercio libre con la UE, el cual eliminará varias barreras al comercio bilateral, sobre todo los aranceles.
Ello se dará gracias al Acuerdo de Asociación, que regiría entre la UE y todo Centroamérica, una vez que sea aprobado por los congresos respectivos.
En el caso de Costa Rica, la Asamblea le dio el dictamen afirmativo y se discutirá en el Plenario para que quede listo durante la primera mitad de este año.

201301202141520.n111.jpg
Estos productos actualmente pagan impuestos altos por la importación, entre el 15% y el 65%, los cuales desaparecerían aunque la desgravación se realizaría a través de varios años.
Con la eliminación de los aranceles, los consumidores de quesos, jamón y tocino tendrán más opciones de compra, dado que los productos europeos se ofrecerán en el mercado nacional a precios más bajos.
Mientras tanto, los productores costarricenses de estos bienes, tendrían en algunos casos que innovar, para mantener su competitividad.
La reducción en el costo del whisky importado también podría afectar la demanda del licor nacional, aunque habría poca competencia directa.
En lo que a los vehículos se refiere, una rebaja en el costo de las importaciones europeas afectaría a algunas agencias automotrices, que actualmente traen carros de cualquier país, que no cuenta con un tratado de libre comercio con Costa Rica.
Actualmente, un vehículo fabricado en cualquier país integrante de la UE paga un impuesto del 15% a la importación, al igual que uno hecho en Brasil, Corea del Sur o Japón.
Sin embargo, una vez que el acuerdo elimine el arancel entre las dos regiones, los vehículos europeos entrarán a Costa Rica a un costo menor.
En cuanto a las exportaciones costarricenses, el Acuerdo generará oportunidades en varios sectores de la economía nacional.
Productos como moras, atún, zanahoria, flores, y varios tipos de comida procesada, así como los jugos tropicales, pagarán cero impuestos en la importación, en el momento en que el acuerdo entre en vigor.
Estos productos actualmente pagan aranceles en Europa de entre el 10% y el 26%.
El banano es otro producto nacional que podrá crecer en el mercado de la UE, ya que el arancel bajará de $145 por tonelada que se paga hoy hasta los $75 en 2020, mientras que en los años intermedios el monto se irá reduciendo progresivamente.
Otra forma en que los consumidores de Costa Rica ahorrarán dinero tiene que ver con la eliminación de varias trabas relacionadas con el comercio bilateral, sobre todo la unificación de muchos procedimientos involucrados.
Actualmente, cada país centroamericano impone sus propias normas, desde las definiciones de los productos hasta los formularios utilizados en la importación.
Con la armonización en estas áreas, se reducirá el costo en que incurren los exportadores europeos, de modo que puedan vender sus productos en nuestro mercado a un precio más cómodo.
El Acuerdo además pretende incrementar la protección a la propiedad intelectual europea contra la piratería en nuestro país, desde la música hasta el software.
Por otro lado, la UE se compromete a brindarle a la región una ayuda técnica.
Dados los problemas económicos, que actualmente azotan varios países europeos, es poco probable que esa ayuda sea significativa en los próximos años; no obstante, podría crecer a largo plazo.

201301202141520.n1.jpg


Bernal Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios