Logo La República

Viernes, 18 de septiembre de 2020



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo gp[email protected] | Lunes 10 diciembre, 2012


Club Sport Herediano y Liga Deportiva Alajuelense son los finalistas del campeonato.
El Team es el equipo que practica el mejor fútbol del certamen, o al menos, el más vistoso, el que más le genera al espectáculo. La Liga es cálculo, cautela, prudencia, apegado el equipo al libreto muy científico de su entrenador.
El clásico provincial por excelencia retorna a la final para delirio de sus seguidores; la pasión de dos fuerzas de fanáticos efervescentes empezó a carburar terminada la tarde de ayer.
Se quedaron en el camino, Saprissa y Limón; el primero con el fracaso a sus espaldas; el segundo, casi que feliz por lo lejos que llegó.
Los fanáticos morados se asemejan a los de los Yanquis de Nueva York, lo que no sea título es fracaso, de manera que cuando Mauricio Núñez silenció las gradas del coloso de Tibás con ese zurdazo impresionante que apenas atinó a ver pasar Donny Grant, volcó en furia contra el técnico Daniel Casas, a quien le será muy complicado mantenerse en su cargo.
Lo pueden liquidar sus propias palabras, cuando afirmó que de no llegar a la final se marchaba, pero hace pocos días, la dirigencia del club lo había confirmado por tres torneos cortos más. No hace muchos meses, Alexandre Guimaraes transitó la misma ruta; terminado el torneo convocó a conferencia de prensa para convencer a la masa de lo bien que jugó el Saprissa y pocas horas después se subía a un avión para viajar a China.
En la semifinal, el Herediano fue mejor y ese gol lapidario del novel carrilero, hizo justicia; el campeón siempre propuso y ayer en la cancha parecía local. Saprissa solo reiteró sus carencias, la más grave: no tener línea delantera de peso.
En el Morera Soto, el Alajuelense jugó con el reloj y dado lo cuidadoso que es su estratega a la hora de parar a sus hombres en la cancha, el peso de tener que meter dos goles para sobrevivir a la final, es carga muy pesada para cualquier equipo, incluyendo en ese paquete al veloz, dinámico y explosivo Limón.
Si los discípulos de Luis Fernando Fallas hubieran anotado temprano, la semifinal se calienta, pero ese gol tan urgente para los verdes no apareció y los manudos, con mucho colmillo llevaron el ritmo del juego a su antojo. El 0-0 es honorífico para Limón; salió intacto del Morera Soto en una semifinal; pocos lo consiguen. Pero no alcanzó.
Bicampeón o nuevo monarca. Quince días y lo sabremos.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.