Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 2 Abril, 2014

Por favor, Sra. Presidenta, no permitir que hagan esto los jerarcas del MOPT


No se deben aprobar rutas de buses

Leí con asombro la semana pasada que el Ministerio de Transportes (MOPT) tiene la intención, a un mes de terminar este gobierno, de renovar los permisos y las rutas de las líneas de autobús que operan en el Valle Central por siete años más. ¿Cómo es posible?
El sistema actual es anacrónico, fundamentalmente ineficiente, y no refleja los patrones de movilización de los usuarios del sistema.
Ha convertido el cantón central de San José en un centro de acopio; a diario centenares de unidades circulan vacías, bloqueando y congestionando calles, creando humo y confusión y obligando a miles de usuarios a caminar varias cuadras para conectar a otra línea que los lleve a su destino.
La razón porque existe la prohibición de placa para propietarios de vehículos particulares, que pagan una suma fuerte por el derecho de circular, esto porque no hay campo en la ciudad, a merced del espacio ocupado por los autobuses.
Esta prohibición en el acceso, combinada con la contaminación creada por los autobuses, hace indeseable abrir y operar empresas en la capital; también limita la cantidad de personas que desean vivir en el cantón central. El valor de la propiedad en San José es más bajo de lo que debería ser a causa de estos problemas.
El MOPT pretende renovar las concesiones sin revisar las unidades y su condición, otra acción incomprensible, pero mi interés es en las rutas.
Aprobar el sistema existente es un acto de cinismo y de clientelismo político que debería ser reprobado y parado por el Poder Ejecutivo.
Por todos es conocido lo que hacen las vacas cuando salen de un potrero; los oficiales del MOPT estarían siguiendo su ejemplo, si renuevan las rutas.
Recientemente vi un anuncio que decía “un país que progresa no es uno donde los pobres tienen automóvil propio. Es uno donde los ricos prefieren usar el transporte público”.
En el área de transporte público Costa Rica no es un país que progresa; atar las manos del futuro presidente, que ha prometido reorganizar el sistema de transporte público, sería un ejemplo más de acciones de un Gobierno que van en contra de los intereses del pueblo.
Hay que reconocer que al fin, frente a una crisis en el sistema vial, el Ministerio de Transportes abrió con éxito unas rutas “intersectoriales.”
En el momento de escribir esta columna existen tres, mientras que un igual número están varadas a merced de la oposición del “cartel” de los autobuseros que lucha para mantener el sistema actual. ¡Por supuesto que se oponen! Cada usuario que viaja en una de los intersectoriales es uno menos viajando en las rutas tradicionales.
Es mi opinión que a los autobuseros que buscan una ampliación de sus concesiones se les debería dar un año. Esto permitiría que el gobierno nuevo, el del “cambio,” pueda realmente meter mano a esta tarea tan urgente de reorganización de rutas.
Por favor, Sra. Presidenta, no permitir que hagan esto los jerarcas del MOPT.

Carlos Denton
[email protected]