“No más impuestos”
Los impuestos empobrecen a las clases bajas, por esto es un no, es la idea de Guevara. Gerson Vargas/ La República
Enviar

Otto Guevara, candidato Movimiento Libertario

“No más impuestos”

Migrar al impuesto de valor agregado es el único retoque que haría el candidato si fuera presidente

*Mañana Rodolfo Piza Unidad Social Cristiana

Rechazar una carga tributaria mayor es la filosofía de Otto Guevara, candidato a presidente por el Movimiento Libertario, y aspirante a diputado por San José.
La postura es justificada por el impacto que esta tiene en el presupuesto de la población económicamente vulnerable.


Evolucionar a un impuesto de valor agregado, sería quizá el único cambio que vería con buenos ojos.
A cambio, cree que el Gobierno debe parar el gasto excesivo, y demostrar un uso eficiente en infraestructura y desarrollo, para que los contribuyentes perciban la retribución por el pago de estas obligaciones.

¿Cuál es su posición respecto a una reforma fiscal?
Los impuestos empobrecen a las personas, y son una confiscación del dinero de quien lo produce.
En vista de que hay una serie de servicios que brinda el Estado que requieren ser financiados, y una de las formas es a través de impuestos, estos deben cumplir con una serie de requisitos. Seguiremos oponiéndonos al aumento de la carga tributaria vía nuevos impuestos o mediante el aumento de las tarifas.
Durante el Gobierno del presidente Pacheco, nuestra bancada legislativa libró una batalla épica contra la pretensión del PLN, PUSC y PAC de meterles la mano en el bolsillo a los costarricenses mediante un paquetazo de impuestos.
Así también en la administración del presidente Arias y en la actual, la presidenta Chinchilla y el PAC, se pusieron de acuerdo para impulsar un nuevo paquetazo de impuestos.
Nuevamente nuestra bancada legislativa se opuso fieramente y logramos nuestro propósito. Logramos una vez más defender el bolsillo de los costarricenses. Para el cuatrienio siguiente, seguiremos haciéndolo.

Respecto al diálogo fiscal presentado por Ayales, ¿tomará en cuenta dichas propuestas con la celeridad debida?
Para lograr consenso se requiere que todos los actores pongan sobre la mesa sus propuestas. Por otro lado, se requiere entender por parte de todos los actores que no hay forma de hablar de aumentar los impuestos, si antes no se ha reducido el gasto público sustancialmente. La activación de la economía junto con la reducción del gasto público serán prioridades en mi gestión gubernamental.

Si fuera nombrado responsable de llevar adelante un cambio en la cultura tributaria, ¿cuál sería su tónica, los pasos a seguir?
Para empezar, el Gobierno debe para el despilfarro. Las personas empezaran a sentirse más a gusto pagando impuestos, si estos no son confiscatorios en demasía, y si el producto de los impuestos es invertido en bienes y servicios de calidad para todos los habitantes.

En la idea de Ayales, hay cuatro ejes. ¿Cuál sería el orden de prioridades para usted?
Con el fin de potenciar una mayor prosperidad, fomentar el ahorro, la capitalización de las empresas y preservar un mayor poder adquisitivo de los salarios y ahorros a través de la estabilidad monetaria, propongo las siguientes medidas: Sobre impuestos debemos establecer un sistema tributario basado en impuestos que no limiten el comercio, que sean fáciles de cobrar y pagar, y no socaven el ahorro personal ni la capitalización de las empresas.
Hay que mejorar la recaudación de los impuestos existentes. Se habla mucho de evasión fiscal. Por lo tanto hay que actuar en esa dirección.
Se deben seguir fortaleciendo los programas de gestión y fiscalización de los impuestos existentes.
Consolidar el proyecto de tributación digital con el fin de que haya claridad sobre las responsabilidades tributarias y facilidad para realizar el pago; y fortalecer el poder sancionador en los casos en que procede. Simplificar los trámites para pagar tributos. Impuestos cuyo cálculo y procedimientos son poco claros, aumentan sin lugar a duda la evasión y agregan costos a quien produce.
Respecto al Impuesto sobre la renta, impulsaremos una tasa razonablemente baja, única y uniforme, eliminando todas las exenciones, exoneraciones y tratamientos privilegiados de determinados ingresos o contribuyentes, con el objeto de ampliar la base imponible de manera no discriminatoria.
También promoveremos la transformación del impuesto de ventas en un impuesto al valor agregado exonerando únicamente la educación y salud. Quedarían incluidos todos los demás bienes y servicios.
Promoveremos la ampliación de la base pero la reducción del monto a no más de un 10%. Propiciaremos la eliminación del impuesto selectivo de consumo, así como al traspaso de bienes y otros tributos menores.
No al impuesto de renta mundial. No al impuesto a las empresas que operan en zonas francas. Eliminación del impuesto a los dividendos.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@FabiopLR


Ver comentarios