Luis Alberto Muñoz

Luis Alberto Muñoz

Enviar
Viernes 2 Mayo, 2014

Los fallos de Liberación abrieron la puerta a una nueva forma de oposición


Entre cielo y tierra

Neo bipartidismo

La histórica victoria del Partido Acción Ciudadana y su anhelada conquista de la silla presidencial han abierto una nueva forma de disidencia. 
El resentimiento, la desilusión y hasta las persecuciones generaron un interesante movimiento de salidas en Liberación Nacional y Unidad Social Cristiana, que hoy se prepara para tomar el poder. 
El PAC sin dudas se ha visto beneficiado de este fenómeno y la conformación del nuevo gabinete es una clara muestra de ello.
El hecho de que figuras importantes de su primer mandato provengan del gastado bipartidismo resulta revelador, más si se considera el reto que se les avecina.
Los costarricenses han demostrado estar dispuestos a probar nuevas opciones políticas con tal de abatir la parálisis y la galopante corruptela institucionalizada en el sistema democrático.
El freno impuesto a Liberación en los recientes comicios despertó una nueva conciencia ciudadana, que espera resultados lejos de discursos.
Por esta razón, sería una mala lectura creer que la victoria de la oposición se debió de alguna manera a las estrategias de marketing político.
El gran desafío que se le impone al PAC es lograr corresponder y estar a la altura del clamor popular que se manifestó en las urnas en abril.
De ser así, los ciudadanos estarían frente a un neo bipartidismo, dos fuerzas que suponen un contrapeso vital para el sistema: la política tradicional y su oposición.
Los 100 días que se aproximan serán claves, como así lo han sido en gobiernos anteriores para predecir si a final de cuentas el mandato del PAC dispone de los recursos humanos para lograr transformar el sentido de la función pública en Costa Rica, o terminará siendo, "mucho ruido y pocas nueces".

Luis Alberto Muñoz
@luisalberto_cr