Modernizando tratados comerciales
Se deben revisar a fondo los países con los que vamos a negociar a futuro, con mayor enfoque hacia cuánto gana Costa Rica, en qué grado beneficia a los empresarios costarricenses, dijo Dennis Lobo, gerente de Ventas y Exportaciones de Productos Pro Snacks. Esteban Monge/La República
Enviar

Buscan consolidar posiciones en mercados exteriores

Modernizando tratados comerciales

Pendiente de actualizar en este año el TLC con Canadá, preocupan temas logísticos

La aprobación esta semana del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y México, modernizó disposiciones de tres anteriores TLC con esta región norteamericana, ampliando flujos comerciales y de inversión para ambas zonas, algo que se busca desarrollar con otros acuerdos, como el caso de Canadá.

201303012238370.n11.jpg
Este tipo de actualizaciones en los acuerdos bilaterales son muy comunes en el accionar comercial internacional, principalmente para mejorar decisiones que se tomaron entre países ya con vigencia de hasta diez años.
No son tratados nuevos, ni renegociaciones; lo que buscan es dinamizarlos con los cambios que se dan en el tiempo respecto al comercio internacional, así como la oferta y demanda de los productos y servicios que están contemplados o no en ellos.
La modernización del tratado con México, señala nuevos resultados de los procesos de convergencia con procedimientos aduaneros, favoreciendo la acumulación de origen y la facilidad entre exportadores e importadores.
El intercambio comercial entre ambos países alcanzó los $1.411 millones con una tasa de crecimiento promedio anual del 10%.
“Modernizar los tratados es parte de reajustar acuerdos que ya tienen su tiempo, las circunstancias cambian, los mercados se modifican, las tendencias de precios de oferta y demanda se transforman, así los países necesitan ajustarse a esos cambios”, indicó Adrián Moya, profesor de Comercio Exterior de la Universidad Nacional.
Por otro lado, el acuerdo que sigue por modernizar es el que tenemos con Canadá, que desde noviembre de 2002 entró en vigencia, y no ha presentado cambios.
Así, en 2010 ambas naciones tomaron la determinación de acercarse para el acuerdo, un año después realizaron un plan de trabajo y cronograma de negociaciones, que inicialmente deberían estar terminados para el año pasado.
“Esperamos reunirnos nuevamente en abril de este año, ya estamos muy avanzados, solo está pendiente llegar a un acuerdo en que nosotros queremos ingresar al mercado canadiense en el tema textil, y ellos quieren ser más intensivos en algunos productos agrícolas”, manifestó Fernando Ocampo, viceministro de Comex.
Importadores indican que es una obligación que el tratado se modernice, por ejemplo en las normativas fitosanitarias y de entrada de productos al país.
“Se tienen que mejorar los tiempos expeditos que los contenedores se quedan en un puerto, ya que pueden llegar a pasar de cinco a siete días, eso vale $4 por hora, $300 al día, al final por la semana se tienen que pagar cerca de $1.000, el que paga por ello es el consumidor, porque puede subir un 10% al valor del producto”, dijo Manrique Loaiziga, gerente de Importaciones de Contratos Fruteros.
El problema con este tratado es la logística del transporte de los productos, tanto en importaciones como exportaciones, lo que encarece el precio que debe pagar el consumidor final.
“El transporte y la logística encarecen mucho el precio final del producto; en otras palabras el tratado abre oportunidades, pero por asuntos de sesgo en transporte, estas razones no pueden ser aprovechadas al máximo”, explicó Moya.
Por último, debemos hablar de los tratados que tenemos con el Caribe, aunque no hay una perspectiva para modernizarlos en el corto plazo, sí hay planes para dinamizarlos más.
Hacia República Dominicana se exportaron $197 millones y se importaron solo $30 millones.
“En nuestro caso, que exportamos al Caribe e importamos de México, Estados Unidos y Chile los tratados han significado una ventaja competitiva, ya que nos permiten ingresar a un mercado foráneo con un mejor precio, y nos ponen en ventaja con productos de otros países que compiten en esos mercados específicos”, dijo Dennis Lobo, gerente de Ventas y Exportaciones de Productos Pro Snacks.
En lo que se debe fortalecer, el experto de Productos Pro cree que está la promoción de los beneficios, principalmente porque siente que algunos países, como los del Caribe, aún no manejan este tema; es importante difundir los beneficios de comprar a un país “socio” en un TLC, y promover aquellas industrias negociadas dentro del tratado.
Entre los tratados que se encuentran actualmente en proceso de negociación los más relevantes son el de Perú, Colombia, y Singapur.

 

Raquel Rodríguez
[email protected]

Fabio Parreaguirre
[email protected]

 

 

Ver comentarios