Logo La República

Jueves, 27 de enero de 2022



FORO DE LECTORES


Mitos y leyendas

| Jueves 06 febrero, 2014


De los mitos sobre el desempeño social y económico, me preocupa que sigamos creyendo que “Costa Rica tiene una población altamente educada y calificada”


Mitos y leyendas

El Decimonoveno Informe Estado de la Nación en Desarrollo Humano Sostenible, valora 13 mitos sobre problemas sensibles de la realidad nacional. Vistos en su conjunto, los últimos informes —particularmente este último— han evidenciado una época gris, en la que hemos desatendido los desafíos reales del país revistiéndolos de mitos, con tal de no asumirlos de frente.
En un periodo político como el que estamos viviendo, de cara al próximo 6 de abril, la propuesta del informe me parece muy acertada para trabajar no solo en mejorar la confianza del costarricense; sino además, para promover la solución real de problemas que se han vuelto complejos por una deliberación pública de calidad insuficiente, selectiva y llena de supuestos que han demostrado ser inexactos y refutables.
De los siete mitos sobre el desempeño social y económico, me preocupa principalmente que sigamos creyendo que “Costa Rica tiene una población altamente educada y calificada”, cuando las estadísticas muestran lo contrario. Sin necesidad de hilar muy fino, nos damos cuenta de que la relación entre cualificación y formalidad laboral es, en la mayoría de los casos, directamente proporcional.
A todas luces, la evasión de responsabilidades en el espectro de cobertura de los trabajadores, por parte de los patronos, sigue siendo una asignatura pendiente.
No obstante, levantar los niveles de educación y mejorar la cualificación de nuestra gente, sigue siendo uno de los pilares clave para disminuir la brecha de desigualdad y las cifras de pobreza de nuestro país.
A nivel de sostenibilidad y solvencia del Estado, es discutible que “el de?ficit fiscal pueda reducirse de manera significativa actuando únicamente sobre el gasto”. Me preocupa particularmente que los ingresos del Estado no solo son insuficientes para compensar el desequilibrio fiscal, sino también para sostener logros a futuro.
En Hacienda es necesario actuar sobre ambos lados de la moneda: aumentar ingresos, disminuir gastos, además de tomar decisiones inteligentes sobre el endeudamiento público. Pero el Legislativo también debe asumir su cuota de responsabilidad en este espectro.
Como bien lo explica el mito: no es cierto que aprobando más leyes se solucionan los problemas del país. En una Asamblea Legislativa tan fraccionada como la del próximo gobierno, procurar la gobernabilidad y la responsabilidad en su gestión, debería ser la alianza máxima para subsanar los problemas estructurales de este país.
Sobre la gestión ambiental, Costa Rica no ha alcanzado los niveles de credibilidad necesarios para poder demostrar su compromiso para reducir el uso de hidrocarburos. En esta materia, el país requiere un cambio sustantivo a nivel de transporte público (ha sido un tema muy sonado en este periodo electoral), pero requiere además asumir una nueva dirección en cuanto al transporte privado.
Los mitos sobre la gestión política son otra pantalla que todavía no alcanza los estándares de “alta definición”. A estos mitos les prestaremos atención antes del próximo 6 de abril.

Alejandra Esquivel

Gerente GEFISA
alejandra@esquivelguzman.com
 






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.