Lucha de extremos beneficiará a moderados
Un electorado que tiende a votar por un centro ideológico, aunado a una campaña de miedo desde los extremos, ayudaría a la candidatura de Luis Guillermo Solís, según expertos. Archivo/La República
Enviar

“La política nacional se juega en el centro”, comentó Claudio Alpízar

Lucha de extremos beneficiará a moderados

Frente Amplio, Movimiento Libertario y PLN son vistos como riesgosos

Los dos candidatos con menor intención de voto ganarían por la forma como se está desarrollando la campaña.
La aversión a un tercer mandato consecutivo de Liberación Nacional, y las críticas contra los candidatos de izquierda y derecha, hará que el electorado busque alternativas entre las opciones de centro.

201312092237460.n33.jpg
Es previsible que atraigan más votos tanto Luis Guillermo Solís, de Acción Ciudadana, como Rodolfo Piza, de la Unidad Social Cristiana.
El costarricense promedio cree en un Estado que protege, pero que respeta las libertades individuales y empresariales, afirman expertos.
“No me extrañaría que Luis Guillermo Solís crezca en los próximos días. Históricamente, la política de Costa Rica se juega en el centro. Hay estudios que demuestran que un pequeño porcentaje se declara de izquierda y los que se declaran de derecha son como el doble, pero aún es mínimo”, comentó Claudio Alpízar, politólogo.
Un alto grado de ignorancia en cuanto al entendimiento de los conceptos ideológicos, pudiera afectar el futuro de la campaña de los grupos lejanos al centro.
“A la gente cuando le hablan de izquierda le suena a comunismo, pero no todos los movimientos de izquierda son comunistas. La derecha le suena neoliberal, y tampoco todos los partidos de derecha responden a esta etiqueta”, aclaró.
Actualmente, José María Villalta es el candidato que más creció en las últimas encuestas, pasando de un 10% de la intención de voto a un 21%, en tan solo dos meses.
Por esta razón las baterías del PLN y el Movimiento Libertario enfilan sus ataques al Frente Amplio, a sabiendas de que el electorado guarda cierto recelo ante la extrema izquierda.
El último ataque hacia Villalta vino de Óscar López, candidato del PASE, quien lo acusó de “chavista”, tras mostrar una carta de solidaridad de parte del Frente Amplio enviada a Venezuela, en donde el diputado expresó sus condolencias al Gobierno por la muerte de Hugo Chávez.
Este tipo de mensajes se han vuelto habituales en la campaña política, por lo que Ottón Solís, fundador del PAC, hizo un llamado para hacer oídos sordos a las campañas que buscan meter miedo.
Por su parte, Luis Guillermo Solís ignora si el estar alejado de la campaña del miedo le sume nuevos adeptos.
“Más que preocuparme por lo que están haciendo los otros partidos, esta campaña debe ser para comparar propuestas, exigir cuentas y entender el horizonte hacia el que nos dirigimos todos. Cualquier cosa que exacerbe esa posibilidad, y evite un análisis sesudo del contexto del país, atenta contra el interés general del electorado”, manifestó Solís.

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica



Ver comentarios