Enviar
Los revolcó el toro
San Carlos frenó en seco a la Liga y la dejó al borde de la eliminación

¿Para qué nadar tanto y morir en la orilla? La espectacular remontada de Alajuelense en la segunda vuelta, con seis triunfos consecutivos la frenaron en el peor de los momentos.
En su estadio, con su afición, con la mesa servida, la Liga falló y eso lo aprovechó San Carlos, para, guiados por Verny Scott, cual toro, pegar dos cornadas y silenciar el Morera Soto.
Un equipo norteño que se plantó fuerte, seguro y con la esperanza de que los números y otros resultados se le dieran, venció sin apelaciones a los tricampeones nacionales por 2 a 1.
Y es que Alajuelense, que pasó cuatro meses tratando de meterse en zona de clasificación y depender de sí mismo, solo se mantuvo allí tres días, ahora regresó al sexto puesto y requiere, primero, ganar en Pérez Zeledón, y esperar que Cartaginés y Herediano no ganen, si quiere llegar a las semifinales.
San Carlos, que no tenía nada que perder, llegó a jugar, le escondió la pelota a la Liga, no se atrincheró y de pie a pie gestó el primer gol. La jugada la inició en la media cancha Verny Scott, quien abrió a Daniel Jiménez, sin marca llegó a la línea de fondo, centró a la llegada de Scott, y con el marco a su disposición puso el 1 a 0 al minuto 15.
Con eso, aparte de abrir el marcador, rompió una marca de cuatro partidos de Patrick Pemberton sin recibir anotaciones.
Las acciones siguieron parejas, Alvaro Sánchez casi sorprende de tiro libre con el segundo, luego Danny Carvajal en un paradón le quitó el gol a Pablo Gabas y así se llegó al final de la primera parte, en la que salió expulsado Cristopher Meneses.
En la complementaria, la Liga salió con todo y de nuevo Carvajal le ganó el pulso a Gabas en la primera acción, antes de que Maikol Mora sacara de la línea de gol un remate de Giancarlo González.
Oscar Ramírez puso velocidad por los costados con Allen Guevara y Argenis Fernández, lo que le dio resultado, ya que en una combinación entre ellos, Fernández remató cruzado y decretó el empate al minuto 78.
Quedaba mucho partido, la Liga se la creyó, se fue más adelante, el juego se abrió, Fabricio Fallas perdonó tres veces, cualquiera podía ganar, pero lo hicieron los norteños.
De tiro libre Sánchez sacó centro a la llegada de Scott, quien le ganó el duelo a José Salvatierra y con certero cabezazo venció por segunda vez a Pemberton y mató, o casi, las ilusiones manudas.
Cinco minutos de reposición en los que la desesperación les ganó a los locales, el estadio se silenció y la Liga complica su pase a semifinales. San Carlos ya está eliminado.

Cristian Williams
[email protected]


Ver comentarios