Enviar

A pesar de que el ICE no pueda hacer pública ahora alguna información por estar compitiendo en el mercado, la ciudadanía sí debe conocer sobre la sana administración de sus recursos

Los derechos y deberes del ICE

Parece claro e incluso la ciudadanía así parece verlo, que la situación financiera del Instituto Costarricense de Electricidad es buena. Al menos logra mantener una buena salud.
No padece la institución de los problemas que en ese sentido sufre, por ejemplo, la Caja, originados en años de mala administración.
El ICE sostiene que sus finanzas están bien y que esto ha sido comprobado por auditorajes de calidad mundial. Si eso es así, es bueno y así debe continuar.
Una gran ventaja para una entidad que debió soportar en otros momentos que se le impidiera hacer las inversiones que requería a fin de prevenir necesidades y evitar problemas al país cuando aumentara la demanda o cambiaran las condiciones climáticas.
Si al ICE se le hubiera permitido hacer esas inversiones y desarrollar sus proyectos en aquel momento hoy tendríamos probablemente excedentes en esa generación.
Ahora, que esta empresa estatal enfrenta la tarea de llevar a cabo esas obras, es de suma importancia que todo se realice bajo una total transparencia que permita a los costarricenses saber que su costo es el adecuado, que existe una buena administración y que no hay ningún desperdicio de los recursos que tanto cuesta tener.
La experiencia con la otra gran entidad, que es la Caja, fue lamentable y ahora la tarea de remediar los efectos de la mala administración, que minó sus finanzas, costará muchos esfuerzos y una verdadera obra de saneamiento a lo interno de la institución.
Por ello lo mejor es prevenir y una buena labor de prevención consistiría en un constante rendimiento de cuentas sobre la buena administración de los recursos.
Asegurarnos esta buena marcha es asunto de todos, pero corresponde al ICE la responsabilidad de dar buen uso a los recursos.
Actualmente la entidad está a la espera de cobrar varios millones de dólares que le adeuda el Estado por indemnización por haber liberado frecuencias para permitir la entrada en operación de las empresas a raíz de la apertura celular.
No obstante, es importante que, a pesar de que el ICE no pueda hacer pública ahora alguna información por estar compitiendo en el mercado, la ciudadanía sí debe conocer sobre la sana administración de sus recursos.

Ver comentarios