Logo La República

Martes, 28 de mayo de 2024



EDITORIAL


La lucha por la rectoría de la OMC

| Miércoles 30 enero, 2013




La rectoría del comercio global demanda habilidades entre las que destacan la capacidad de diálogo y la resolución de disputas o controversias comerciales, encontrando soluciones que puedan satisfacer al conjunto


La lucha por la rectoría de la OMC

Reconocida como una inteligente profesional no solo con  conocimiento sino con experiencia en importantes cargos públicos y con una trayectoria marcada últimamente por su papel al frente de las negociaciones para la firma del Cafta, la actual ministra de Comercio Exterior de Costa Rica, Anabel González,  está entre los candidatos con más probabilidades a la fecha de alcanzar el puesto de director general de la Organización Mundial del Comercio.
Ayer, los nueve postulantes al puesto hicieron su presentación formal ante los representantes de los 157 países integrantes de la OMC y a más tardar en marzo esa organización dará a conocer el nombre de quien haya obtenido el puesto, que deberá asumir en agosto de este año, reemplazando al actual director general el francés Pascal Lamy.
Se menciona como una ventaja de González, además de su capacidad y trayectoria, el hecho de ser mujer. Esto por cuanto la OMC hasta la fecha ha sido dirigida únicamente por hombres, por lo que muchos ven conveniente que la visión de una mujer entre también a tutelar su rumbo.
Sin embargo, en ese sentido deberá luchar también con la candidatura de Kyerematen, a quien apoyarían muchos países del África, con el deseo de que llevara beneficios a ese continente.
Sin embargo más allá del género, será la capacidad de la candidata o el candidato para actuar con acierto en la actual coyuntura mundial lo que seguramente deberá definir quien gana. Y en este sentido Anabel González parece contar con lo necesario para enfrentar ese cargo, en caso de ser electa.
La rectoría del comercio global demanda habilidades entre las que destacan la capacidad de diálogo y la resolución de disputas o controversias comerciales, encontrando soluciones que puedan satisfacer al conjunto.
Para Costa Rica, sería de gran valor que González resultara finalmente electa, no solo por los eventuales beneficios que para el país y la región esto tuviera, sino por el hecho de que una costarricense pudiera contribuir al mundo con sus conocimientos y experiencia, colocando al país en un lugar destacado en el concierto de las naciones.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.