La creatividad en la cocina, su mayor aliado
Visitar al menos un país al año para dar cursos de cocina intensivos, es el proyecto que le falta por cumplir a la chef. Esteban Monge/La República
Enviar

La pasión de Lorena Velásquez por la cocina inició a los 17 años

La creatividad en la cocina, su mayor aliado

Sus dos hijos son su motor, aunque divide el tiempo entre ellos y sus amplias facetas profesionales

Inició su carrera como publicista, pero su pasión por la cocina la llevó a tomar la decisión de dejar Costa Rica y emprender un nuevo camino en París.
Fue en ese lugar, donde inició la verdadera aventura culinaria de su vida; allí realizó sus estudios formales del arte de los platillos de comida.

201404112348040.n22.jpg
Su camino inició por la publicidad y el mercadeo, luego de trabajar unos nueve años en ese campo decidió aventurarse por el mundo culinario en París. Esteban Monge/La República
Las raíces de Tiquicia le hicieron un llamado al que no puso oídos sordos, así que tras dos años y medio de vivir en Europa, regresó a suelo nacional.
Hoy, después de haber pasado por empresas de mercadeo y hasta ser presentadora de noticias, es de las chefs estrella que llegan a los hogares costarricenses por medio de la televisión.
Además, es profesora de cocina que cada semana comparte su experiencia con sus estudiantes.
Chef, presentadora y profesora, esta mujer divide cada día entre su trabajo y sus dos hijos, a los que declara como la luz y motor de su diario vivir.

¿Cómo era Lorena Velázquez de niña?
Traviesa, siempre fui muy hiperactiva, sigo siéndolo por naturaleza. De lo que recuerdo de mi juventud es que siempre era focalizada, si yo quería algo no paraba hasta no lograrlo y creo que eso ha seguido siendo el mismo camino, la misma ruta que he tomado en mi vida con todo lo que yo hago, en el día a día.

¿Cómo describiría su infancia?
Tuvimos una infancia muy linda. Nací en El Salvador, no recuerdo mucho porque vivimos ahí solo dos años, luego empezamos a brincar de país en país, cada dos o tres años, como hasta los 17 que nos vinimos a vivir a Costa Rica. Entonces ya me tocó entrar a mi último año de colegio y tratar de hacer mi vida aquí en el país.

¿Cuáles fueron sus siguientes pasos?
Yo seguí mi trayecto. Cuando me gradué del colegio empecé a trabajar inmediatamente y de ahí estuve nueve años trabajando en publicidad y mercadeo. Saqué la carrera de publicidad y trabajé en varias agencias y del lado del servicio al clientes. A los 27 años dije me voy para París a estudiar cocina.

¿Qué la llevó a tomar esa decisión, e irse a París?
Me encantaba la cocina, me apasionaba, mi mamá fue una de las impulsoras en ese sentido. Ella me empujó un poquillo, yo era muy noviera y me encantaba chinear el estómago y cocinarles.
Tomé la decisión de hacer un cambio de 180 grados en mi vida, aunque creo que la publicidad y el mercadeo siempre me ayudaron mucho.

¿Qué tan difícil fue dar el paso de irse del país?
La decisión difícil fue devolverme a Costa Rica, después de vivir en París dos años y medio, yo quería seguir desarrollándome en la parte laboral enfocada a la cocina en el país. También llegué a un punto en el que dije: A mí, la verdad me gusta mucho mi país y me encantaría hacer mi vida en Costa Rica, y eventualmente casarme y tener hijos en mi país. Tenía casi 30 años.

¿Cuando inició su gusto por la cocina?
Me empezó a motivar mucho la cocina cuando vivíamos en México, yo tenía entre los 15 y 17 años. Teníamos una cocinera que empezaba desde las siete de la mañana hasta las cuatro, que yo llegaba del colegio. Era toda una experiencia culinaria.

201404112348040.n2222.jpg
¿Cuál ha sido el mayor reto de su carrera profesional?
La parte de la enseñanza durante los últimos años en Sabores, estar presentando recetas diferentes todos los días. Ocho años de recetas, de lunes a viernes, imagínese el depósito de recetas que tenemos ahí.

¿Cómo inició su camino por Sabores?
Tuve la gran suerte de haber trabajado antes en la parte de Telenoticias, eso ayudó mucho, cuando desarrollaron Sabores dijeron ella tiene experiencia en tele y nos sirve perfectamente porque también es chef. Cuando a mí me tocó hacer las entrevistas para presentar noticias en Canal 7, estaba compitiendo con 400 personas, fue un mérito propio.

¿Cómo fue la etapa de presentadora de noticias?
Yo me levantaba supermotivada a las 4.30 a.m todos los días para presentar el noticiero de las seis. La experiencia fue alucinante, tanto que llegó un punto en que quería complementar mi negocio de cocina con el periodismo, pero ya no me daba tiempo para tanto.

¿Qué nuevos proyectos tiene en mente?
Estoy desarrollando una línea de productos congelados de bocas gourmet que salen al mercado este año, si Dios quiere, hemos durado un tiempo sacándolo porque yo soy muy meticulosa y quisquillosa. La idea es solucionarles el problema a las personas cuando tienen que ir a un evento, o tienen invitados y quieren preparar boquitas.
Le tengo mucha fe, sé que va a ser un proyecto muy bonito. El lanzamiento lo valoraremos en unos cuantos meses, estamos con permisos en Ministerio de Salud y finalizando diseños.


¿Le gusta su vida?
Lo que más me gusta de mi vida son mis hijos. Sí le cambiaría algo a título personal, un amigo me dice que tengo que bajar las revoluciones, muchas veces no disfruto lo que tengo por estar pensando en el siguiente paso.

¿Cómo se define Lorena?
Muy empunchada, trabajadora, trato de estar un paso adelante. Soy hiperactiva. El carácter es voluble, cuesta mucho hacerme enojar, pero puedo ser muy explosiva y de un momento a otro se me baja. Trato de ser dedicada a las personas que quiero, y lo hago sin esperar nada a cambio.

¿Qué es lo mejor de su vida?
Mis hijos, definitivamente; de eso no hay duda. Ellos son la luz de mi vida, mi razón de ser y la razón por la que sigo aquí sentada vivita y coleando. Espero estar así muchos años más, verlos crecer a ellos, verlos casarse, tener hijos, y verlos desarrollarse en la parte profesional. Ellos dicen que les gusta cocinar, pero ninguno quiere ser chef. Yo pienso que ellos deben hacer lo que más les guste.

Tatiana Fernández
[email protected]
María Fernanda Cisneros
[email protected]
@mcisnerosLR

Ver comentarios