Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Humor como medicina

Melissa González [email protected] | Lunes 20 agosto, 2012



TELEVISION
Humor como medicina

Ian Somerhalder, el malvado Damon de The Vampire Diaries, conversó con MAGAZINE sobre su papel en la exitosa serie

Desde hace algunos años los vampiros se han convertido para muchos en el plato fuerte del entretenimiento, tanto en la pantalla grande como en la chica.
Por ello no es de sorprender que la serie The Vampire Diaries, que se exhibe por el canal Warner, esté actualmente transmitiendo su tercera temporada con gran éxito en Latinoamérica.
La serie, ideada y producida por los creadores de la saga cinematográfica Scream, narra la historia de dos hermanos vampiros, Stefan (Paul Wesley) y Damon Salvatore (Ian Somerhalder) que habitan en una pequeña ciudad de Virginia, Mystic Falls. Ambos pretenden a la joven Elena (Nina Dobrev, Chloe), quien es idéntica a Katherine, la mujer que los convirtió en “chupasangres” y de la cual ambos estuvieron enamorados, según dio a conocer el canal.
MAGAZINE participó en una conferencia de prensa telefónica con Somerhalder, joven actor de 33 años, quien habló sobre su aventura en el programa.
“La historia es grandiosa, cuando me dieron el guion no podría dejar de leerlo, (esta temporada) se está volviendo realmente interesante, ya que la dinámica está cambiando”, comentó.
Lo que más disfruta de dar vida a Damon, es que usa su humor para apaciguar el dolor.
“Me encanta como le gusta divertirse en lo que sea, siempre quiere pasarla bien sin importar las circunstancias, yo trato de vivir así mi vida aunque a veces no lo logro”, bromeó.
En cuanto a su preparación, considera que al tratarse de un personaje tan diferente al de las serie usuales, se ha basado en experimentar.
Para ingresar al show tuvo que pasar por una serie de reuniones y audiciones, nada fácil, tomando en cuenta que sus ansias por ser seleccionado aumentaban su nerviosismo.
Ahora que tiene experiencia como “vampiro”, afirma que los admira porque se puede decir que “son relativamente humanos con la diferencia de que se alimentan de personas”, bromeó.
“Lo que los hace interesantes es que pueden tener vidas normales, pero al vivir tantos años conocen mucho sobre el mundo, historia, vino, gastronomía, sobre todo. Son fascinantes porque tienen tanto conocimiento y sabiduría en su mente”, dijo.
Después de esta experiencia ve su vida de forma diferente, ya que considera que la serie le dio la posibilidad de trabajar con gente fenomenal, explorar cada día y superar obstáculos.

Melissa González
[email protected]