Hernández ausente por capacitación
Son varias las señales de inestabilidad que envía el PUSC luego del banderazo inicial de campaña política. Gerson Vargas/La República
Enviar

Candidato socialcristiano faltó a convocatoria del TSE

Hernández ausente por capacitación

Deudas y roces internos marcan inicio de campaña del PUSC

Con el objetivo de mejorar su desempeño en los debates presidenciales, Rodolfo Hernández, candidato del PUSC, está tomando un curso de “media training”, en donde espera mejorar su capacidad de respuesta ante los medios de comunicación.

201310022315560.n55.jpg
Esta fue la motivación que tuvo para ausentarse ayer a la convocatoria oficial a elecciones por parte del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Tras negarse a participar en debates, tanto con actuales candidatos como en un debate interno del PUSC, el exdirector del Hospital de Niños afina detalles para enfrentar a sus oponentes.
Como parte de la capacitación, un grupo de expertos asesora al candidato del PUSC y a cuatro miembros más, sobre cómo enfrentar a los medios de comunicación, debates presidenciales e incluso discursos.
Hernández no detalló cuánto le está cobrando la empresa que brinda la capacitación, pero afirma que el curso lo pagan con dinero proveniente de donaciones.
El único integrante de la campaña del PUSC que acudió a la sesión solemne del TSE fue Gerardo Vargas, presidente del Partido y candidato a diputado.
Desconociendo el motivo de la ausencia de Hernández, Vargas argumentó que “quizás los otros candidatos no están tan interesados en las propuestas”, y que por eso no se ausentaron, como sí lo hizo el candidato del PUSC.
La inestabilidad del Partido se ha hecho visible desde la salida de Danilo Chaverri, Jorge Guardia, Gonzalo Fajardo y Rolando Laclé, quienes no formarán parte del comando de campaña socialcristiana.
Por discrepancias con la dirigencia de la agrupación, estas cuatro figuras se mantendrán al margen de la campaña, aunque Hernández afirmó que seguirán asesorándolo.
Además de los roces internos, en la semana trascendió que el Partido le debe ¢16 millones a la Caja, y alrededor de ¢66 millones a Fodesaf.
Al respecto, el candidato, quien se autodenomina defensor de la Caja, afirma que la deuda fue saldada en 2010, cuando el TSE aceptó la liquidación del Partido, por lo que estos dineros están depositados en los Tribunales de Justicia, a la espera de que la Caja los retire.
“Yo jamás permitiré que se le haga daño alguno a la seguridad social”, comentó Hernández.
Con respecto a las cuentas pendientes con Fodesaf, el comité del Partido tiene instrucciones precisas para que esto se resuelva a más tardar en una semana.
A lo interno del PUSC no se les da importancia a los roces entre miembros del partido, y consideran que esto no influirá en el crecimiento de Rodolfo Hernández en las encuestas.

 

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios