Fallan universidades con indígenas
En este momento se está implementando un plan para pueblos indígenas a cargo de las cuatro universidades públicas. Archivo/La República
Enviar

Factores educativos pesan sobre lejanía y pobreza

Fallan universidades con indígenas

Menos del 1% accede a centros estatales

Los indígenas que se graduarán este año de secundaria, no tendrán acceso a las mismas oportunidades que otros jóvenes para continuar con sus estudios superiores.
Menos del 1% llega a los campus, la matrícula anual no alcanza las 30 personas sumando a los indígenas de todo el país.


Mientras los colegios ubicados en territorios indígenas reportaban una matrícula de 3.060 estudiantes en 2013, la UCR recibía a tan solo ocho jóvenes y la UNA a 11.
Si bien, la lejanía y la pobreza influyen en el resultado, lo cierto es que hay otros factores responsables en este proceso que son competencia de las autoridades educativas.
La falta de experiencia de los profesores que instruyen en los colegios indígenas es el origen del problema.
Por ley, el maestro debe hablar la lengua local, y a falta de profesionales con esta cualidad, deben dar el cargo a una persona con menor experiencia.
Esto implica un problema de calidad educativa, y bajo estas condiciones no resulta sorpresivo, que el porcentaje de deserción, repitencia y reprobación sea elevado.
Este es el motivo más fuerte, que impide el ingreso de esta población a las universidades junto con que no aprueban los exámenes de admisión y que no hay una cuota para el ingreso de estudiantes indígenas, dijo José Víctor Estrada, jefe técnico del Departamento de Educación Intercultural del Ministerio de Educación Pública.
En la zona de Bribrí de Talamanca, los habitantes esperan que algún día llegue la educación superior al lugar.
Los pobladores no consiguen becas en las universidades públicas y una cantidad mínima puede ir a una privada, dijo Iván Páez, secretario de la Asociación de Desarrollo Integral de Bribrí.
En este momento se está implementando un plan para pueblos indígenas a cargo de las cuatros universidades públicas. 
En la UNA se habilitó la sede de Heredia, donde se excluyen de la prueba de aptitud y se abrió la opción de beca, al igual que en la UCR, donde se gestiona además el alojamiento de los indígenas.

201401272326470.n33.jpg

María Siu Lanzas
[email protected]
@La¬_Republica


Ver comentarios