Evanescence regaló fiesta de rock
Enviar

CRONICA

Evanescence regaló fiesta de rock

La banda se presentó el martes anterior en el Palacio de los Deportes en Heredia, en una velada inolvidable

Son muchas las palabras que podrían emplearse para describir el concierto que ofreció la banda estadounidense Evanescence en el país, pero resumido sería un éxtasis de rock, con muy buen sonido, una voz impecable y una lluvia de coros que duró una hora y 20 minutos.
Amy Lee y compañía casi hacen reventar el Palacio de los Deportes el martes anterior, en lo que fue una cita muy intensa con seguidores de todas las edades, quienes casi colmaron en su totalidad el reducto herediano.
La fiesta de gritos y la algarabía, que se extendió toda la noche, arrancó a las 9 p.m. cuando la banda inició los acordes de su tema “What You Want” y lo remataron con su hit “Going Under”, momento en el que Lee demostró por qué es considerada una de las mejores cantantes en el género, con su potente voz.
Bajo una lluvia de luces rojas, moradas y blancas, Evanescence continuó su festín con “The Other Side”, tema en el que Amy Lee tocó el teclado, y al finalizar ella misma terminó de conquistar a los presentes con un “muchas gracias Costa Rica” y “pura vida”.
La fiesta no era para poco; esta fue la primera visita del grupo al país y dejó con un muy buen sabor de boca a los presentes, quienes no dejaban bajar los brazos y cantaban todas las estrofas de las canciones.
Este éxtasis se hizo palpable cuando el grupo se atrevió a tocar su esperado “Weight of the World” y luego dejó aflorar una de sus baladas “Made of Stone”.
El tiempito dedicado a los suspiros y hondos sentimientos continuó con “Lithium”, “Lost in Paradise” y “My Heart is Broken”; piezas en las que Lee se sentó al piano y arrancó algunos de los coros más fuertes de todos los que recibió en la velada.
Evanescence armó un rompecabezas perfecto con temas de sus tres discos para este concierto, y eso se notó cuando los sonidos fuertes volvieron a retumbar en el palacio, con “Whisper”, “The Change”, “If you don´t mind” y “Call Me When You're Sober”.
Para ese momento la entrega del público hacia la banda y viceversa era más que evidente, algo que hizo que Amy Lee no parara de moverse por todo el escenario y rematara con un “ustedes son impresionantes” hacia todos los presentes.
“Imaginary” y la muy esperada “Bring Me to Life” marcaron el cierre momentáneo de la noche, ya que luego de una lluvia de aplausos, Amy Lee y compañía volvieron al escenario para cerrar con broche de oro su debut en tiquicia.
“Disappear”, “Your Star” y la cortavenas “My immortal” fueron los últimos temas que cantó la vocalista antes de ponerse la bandera costarricense, gritar “gracias” y dejar la tarima.
La buena vibra de la noche fue palpable y perdurará en las venas de los roqueros por mucho tiempo. Incluso la propia cantante de Evanescence se llevó una muy buena impresión, ya que minutos después del concierto publicó en su cuenta de Twitter “Entiendo lo que significa Pura Vida después de estar aquí. Bondad, belleza, sencillez, paz, aprecio, amor. Los recordaré de esta manera”.

Carolina Barrantes
[email protected]

Ver comentarios