Equilibrio de la Sala IV sobre la balanza
El domingo 17 de febrero Luis Paulino Mora, integrante de la Sala IV y presidente de la Corte Suprema de Justicia, falleció por una neumonía. Su silla en ese tribunal, será motivo de un amplio debate. Archivo/La República
Enviar

Partidos quieren colocar a su ficha en máximo tribunal

Equilibrio de la Sala IV sobre la balanza

Dos años duró Congreso para designar al más reciente magistrado

El fino equilibrio de la Sala IV se encuentra actualmente en un momento decisivo.
Tras el fallecimiento de Luis Paulino Mora, uno de sus integrantes, los diputados deberán nombrar al sustituto en un mes.
No obstante, los vaivenes políticos afectarían esta elección en las próximas semanas.
Debido a la importancia de la Sala Constitucional, cada uno de los partidos tiene interés en nombrar un candidato de su propio riñón, o al menos, alguien que se ajuste a sus ideales y pensamientos, por lo que no es de extrañar que el debate se prolongue más de la cuenta.
La suspicacia de los partidos se debe especialmente a que ese tribunal se ha convertido en el principal centro de decisión del país.
Todo acto del Poder Ejecutivo o de la Asamblea Legislativa corre el riesgo de ser impugnado y declarado ilegal por los siete magistrados.
La ley de tránsito, la reelección presidencial, el TLC con Estados Unidos, la minería de Crucitas, las investigaciones biomédicas y las uniones homosexuales, son algunos de los temas que han sido analizados por la Sala.
El equilibrio es tan delicado, que un solo magistrado puede ser la diferencia entre un proyecto aprobado y otro echado a la basura.
Ejemplo de ello es el plan fiscal que impulsó Laura Chinchilla. En su momento la iniciativa tenía los votos necesarios para ser avalada.
No obstante, una movida del diputado Luis Fishman del PUSC cambió temporalmente la conformación de ese tribunal, cuando el magistrado Luis Paulino Mora, se excusó de votar el recurso contra ese proyecto, cuando se percató de que su hijo había presentado el recurso en nombre del legislador.
Mora era un magistrado con pensamiento reformista, pues se caracterizó por liderar la igualdad de las mujeres en todos los planos, así como cambiar el reglamento del Congreso. En la última entrevista con LA REPÚBLICA, se declaró a favor de discutir la legalización de la marihuana.
Tras su fallecimiento hace una semana, como consecuencia de una neumonía, los legisladores seleccionarán al sustituto, el cual podría tener ideas muy diferentes.
En el último nombramiento que hizo el Congreso de un magistrado de la Sala IV, los diputados negociaron durante dos años, hasta que Paúl Rueda logró conseguir los 38 votos necesarios.
Otro ejemplo que demuestra el interés de los partidos por colocar sus fichas en ese tribunal, se dio recientemente, cuando Liberación Nacional le negó los votos al magistrado Fernando Cruz para su reelección.
En aquella ocasión los verdiblancos querían sacar a Cruz de la Sala IV, con el objeto de designar a alguien más cercano y “mandar un mensaje al Poder Judicial”, de acuerdo con las palabras de Fabio Molina, jefe de fracción del PLN.
Se espera que este lunes, el Congreso inicie el trámite para sustituirlo.

201302242257150.n22.jpg

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios