Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Energías alternativas vs. impuestos

| Viernes 08 agosto, 2014


Los equipos de energías alternativas exonerados, no lo son ad hoc y muchas veces el trámite para exonerarlos puede ser igual de costoso que pagar los impuestos


Energías alternativas vs. impuestos 

Desde que inicié operaciones en la comercialización de productos para las energías alternativas, todos los productos han pagado impuestos. Luego de algunos meses y ante la consulta de algunas personas, empezaron a cuestionar del porqué yo decía que los equipos pagaban impuestos si estos eran exonerados o del porqué debo cobrar impuestos cuando los vendo.
Esa inquietud, lejos de ofenderme me puso a investigar. En Tributación Directa me indicaron que sí debo cobrar impuesto de ventas y una persona del departamento de exoneraciones me informó que efectivamente se puede pedir una exoneración a la hora de importarlos.
Todo apuntaba a que logrando ese trámite, permitiría trasladar esa diferencia al cliente final y por ende, aumentar el atractivo de invertir en estos sistemas, porque a menor costo, menor tiempo para recuperar la inversión con el ahorro mensual, pero la realidad es muy diferente.
Resulta que el trámite puede demorar dos meses, tiempo durante el cual la mercadería permanece en un almacén fiscal esperando, lo cual genera que lo exonerado sea casi equivalente al costo del almacenaje, así que el esperado ahorro se evapora.
No falta la persona que ofrece “prestar” su exoneración para sacar la mercadería sin impuestos a cambio de un porcentaje, de los impuestos que se dejan de pagar.
Dada estas situaciones, cuando un cliente de la zona sur solicitó unos equipos con ciertas características muy específicas, resultó más conveniente pagar los impuestos y entregar los equipos que hacer la gestión y pagar el almacenaje.
Y como cereza al pastel, una de esas empresas que exoneran los equipos importados, cobra cuatro veces lo que uno cobra por equipos o sistemas que sí han pagado impuestos.
De todo trámite relacionado con las energías alternativas, el único rubro seguro de no pagar tributos es la mano de obra, pero de este tema, surge otro inconveniente: hay personas que no valoran el conocimiento a la hora de manejar estos equipos y pretenden insultar indicando que prefieren hacerlo por cuenta propia porque no les parece pagar por hacer algo que ellos pueden hacer por sí mismos.
Y la experiencia ha sido que este tipo de cliente luego llama exigiendo garantías, que le devuelvan el dinero o le cambien los equipos, amenazando con abogados cuando ellos son quienes los dañaron.
Es necesario indicar que en estos casos, la empresa no es responsable de los equipos por cuanto no es material ni legalmente posible determinar si el equipo tenía un defecto de fábrica o si fue dañado por quien lo instaló, por lo cual me reuní con la Defensoría del Consumidor respecto a delimitar la responsabilidad: si el equipo es trasladado o instalado por el cliente, lo hace por cuenta y riesgo personal, liberando a la empresa de cualquier reclamo.
Espero que pronto estos equipos así como los autos híbridos sean exentos sin necesidad de trámites. Así que la próxima vez que escuche que los equipos de energías alternativas son exonerados, recuerde que no lo son ad hoc y que muchas veces el trámite para exonerarlos puede ser igual de costoso que pagar los impuestos.

Luis Guillermo Quesada Sibaja