Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


El Sol: Matriz energética del país

| Martes 01 julio, 2014


Estos ahorros energéticos son los que deben fomentar la migración hacia la energía solar


El Sol: Matriz energética del país 

¿Qué pasaría si la tasa de migración hacia la tecnología solar resulta similar a la apertura celular? Cada día las personas están más conscientes de las alzas en las tarifas eléctricas durante los últimos dos o tres años, pasaron del 50% anual.
A los fantasmas sindicales ante la apertura telefónica, ahora las personas suponen un “impuesto al sol” a futuro. Pero la verdad se impone: ni el ICE quebró ni despidió a una persona por la competencia celular, ni tampoco las personas que modifiquen su matriz energética con tecnología solar o eólica será amenazada con impuestos por un dato simple: el país arrastra un déficit energético que nos aleja del superávit energético que ya tienen países como Perú, que les permite ofrecer costos bajos como polo de inversiones a nuevas empresas.
La demanda energética se incrementa cada año, en gran medida por el crecimiento del sector comercial y de servicios, que es lo que permite que se generen nuevos empleos en el país. Durante la última década en Costa Rica, ese incremento en la demanda ronda un 9% anual promediado.
Ninguna empresa eléctrica tiene la capacidad para cerrar ese déficit, mucho menos para generar un excedente energético. Así que la inversión privada en sistemas solares y eólicos es una opción que beneficia a todos, incluidas las empresas eléctricas.
En Costa Rica existen más de un millón de residencias abonadas al servicio eléctrico. Su consumo anual es de 3,3 teravatios hora, $109 millones anuales (330 gigavatios hora x $0,33) más impuestos, con base en la tarifa residencial para demandas superiores a 200 KW mensuales.
Una mini planta solar residencial con capacidad de 1 KW hora cuesta hoy día ya instalada, unos $4 mil, monto que se empieza a recuperar desde el primer día de funcionamiento, lo cual no sucede con la opción hidráulica o geotérmica.
Son cuatro paneles solares de 250 watts, que alimentan un inversor que genera la corriente de 120 v. 1 KW de potencia promedio, durante ocho horas de radiación solar en las zonas costeras del Pacífico, generan 240 KW mensuales y 2.880 KW anuales.
A la tarifa vigente de $0,37 por kilovatio hora, la producción anual sería por un ahorro equivalente a $1.065, recuperando la inversión en cuatro años, después de los cuales, la producción de electricidad es prácticamente gratis.
La persona invierte $4 mil, que recupera en cuatro años y obtiene un ahorro de $22.365 en 21 años, ya que la vida útil del sistema es de 25 años, luego de los cuales puede seguir trabajando al 80%.
Para el consumo comercial, industrial, hotelero y de servicios, los sistemas de generación distribuida son módulos de 12 o 22 paneles de 250 watts conectados a un inversor de 1,5, 3 o 5 KW. 5 KW hora, a seis horas diarias, son 900 KW mensuales, 10.800 KW anuales. A razón de $0,37 por kilovatio, son $3.996 de ahorro anual.
Estos ahorros energéticos son los que deben fomentar la migración hacia la energía solar.

Luis Guillermo Quesada Sibaja