Enviar
TELEVISION
El poder de un secreto

MAGAZINE visitó el set de “Boss”, serie que estrenará su segunda temporada en octubre en Latinoamérica. Kelsey Grammer, conocido por “Frasier”, encarna a un ambicioso alcalde

Tras el éxito de su primera temporada, los productores de la serie televisiva “Boss” anunciaron el estreno de la segunda en octubre por TNT, en Latinoamérica.
La trama se desarrolla en Chicago, donde el maquiavélico alcalde Tom Kane, interpretado por Kelsey Grammer, hará todo lo posible por conservar el poder.
Grammer es conocido tras haber protagonizado la comedia “Frasier” durante 20 años, por lo que este se trata de su primer rol principal en una serie dramática.
En la serie, Kane le oculta a su esposa Meredith, interpretada por Connie Nielsen, y a todos los que lo rodean, que ha sido diagnosticado con un desorden neurológico degenerativo.
La única que conoce esta verdad es su hija Emma, personificada por Hanna Ware, quien se mantiene alejada de su familia debido a una mala relación con sus padres y quien cae nuevamente en las drogas.
A su vez, Sam Miller, periodista de The Sentinel, sospecha que algo malo sucede con la salud del alcalde, por lo que pretende averiguarlo y sacar a la luz pública los actos inescrupulosos que golpean la ciudad.
Pese a que la primera temporada fue producida por Farhad Safinia, esta nueva etapa es escrita y dirigida por Dee Johnson, quien a pesar de no estar presente en el primer periodo, siempre estuvo familiarizada con la serie. Magazine habló con ella recientemente, con motivo del inicio de las grabaciones de la segunda temporada.
“Lo difícil no fue trabajar con los personajes, lo difícil fue manejar la historia ya que es un poco complicada de contar”, expresó Johnson, quien revela que pese a que siempre girará alrededor de la oficina del alcalde, también abarcará otras situaciones.
Asimismo, los televidentes podrán observar cómo la enfermedad de Kane avanza y sus síntomas se hacen cada vez más notables.
“El termina pensando que puede manejar algunos de los síntomas, lo que por supuesto no es así. De alguna manera se convierte en su propio enemigo y empieza a relacionarse con su enfermedad, se enfrenta, resiste y pelea contra ella”, explicó Grammer, entrevistado también por Magazine.
Asimismo, comentó que “la obsesión de Kane por el poder es el resultado de la obsesión con él mismo, todavía cree que está haciendo un buen trabajo y que es dueño de ese poder por lo que hizo y por lo que se sacrificó”.
“Descubrí lo luchador que es Kane. Personalmente soy más vulnerable que él, por lo que verdaderamente disfruté descubriendo esto e interpretando a un tipo que es agresivo, calculador y fuerte”, afirmó Grammer.
Esta actuación le mereció la obtención del Golden Globe 2012, premio que lo llenó de orgullo y satisfacción.
“Me parece que obedecí todas las indicaciones para obtener el personaje y el respeto. Es algo especial y gratificante”, concluyó.
 
Los nuevos

Varios personajes nuevos se unen a esta dramática historia para su segunda parte. Uno de ellos es el actor Jonathan Groff, quien interpretará a Ian Todd, y Sanaa Lathan, que desempeña el papel de Mona Fedricks, nuevo consejero político y nueva jefa de Kane, respectivamente.

Andrea González
[email protected]
Ver comentarios