Macarena Barahona

Enviar
Sábado 22 Junio, 2013

La historia política de Costa Rica es parte fundamental de nuestra identidad costarricense


Cantera

El Partido Comunista de Costa Rica

El 16 de junio de 1931 es la primera reunión del denominado Comité Ejecutivo del Partido Comunista de Costa Rica (después Vanguardia Popular hasta el día de hoy), en el local en San José de la Unión General de Trabajadores. Los que conforman el Comité son Manuel Mora Valverde, Jaime Cerdas Mora, Alfredo Valerín Acevedo, Gonzalo Montero Berry, Carlos Marín Obando, Luis Carballo Corrales, Ricardo Coto Conde.
Y como fundadores además, Efraín Jiménez, José Barquero, Anselmo Soto, Luisa González, María Isabel Carvajal, entre otros, pues declaraban para el 29 de mayo de 1931 contar con más de 500 ciudadanos comprometidos con esta naciente agrupación ideológica.
A 82 años es importante reflexionar sobre la evolución del pensamiento y la acción de las distintas corrientes ideológicas que han forjado el destino de las principales decisiones sociales y políticas de nuestro país.
Acercarse a las características que conformaron los planteamientos ideológicos y programáticos del Programa Mínimo del Partido Comunista que fueron publicados en la primera edición del Periódico Trabajo del 22 de agosto de 1931, (colección custodiada celosamente por la Biblioteca Nacional, junto a otras colecciones de nuestro patrimonio cultural).
Resalta la condición inherente de un partido nacido para defender a la clase trabajadora, donde el objetivo y meta es el mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo costarricense. “Todo el poder político para la clase trabajadora”. “La revolución social” que a través de organizaciones sindicales, gremiales, artesanales ya tenía décadas de haber iniciado su lento recorrido histórico, en las demandas para el mejoramiento de la calidad de la vida laboral. Con la fundación de este Partido Comunista se fusiona una corriente de fuerzas sociales económicamente activas, con conciencia de su poder político y económico y en las siguientes décadas suceden las mejores reivindicaciones para las y los trabajadores.
Después de la Huelga bananera de 1934, los diputados comunistas, las organizaciones sindicales lucharon y crecieron permitiendo que la vida política y económica en este país se robusteciera y democratizara.
Desde 1931, en sus objetivos del programa mínimo, el Partido Comunista, plantea —entre otros puntos— el establecimiento del seguro social a cargo del Estado, para el desempleo, accidentes de trabajo, enfermedad, maternidad, vejez. La abolición del trabajo a niños menores de 15 años, reglamentación del trabajo. Igual trabajo igual paga, jornada de ocho horas, salario mínimo, leyes de organización sindical, vivienda, igualdad política de las mujeres.
Política económica; reformas de tenencia de la tierra, nacionalización del subsuelo, de las vías de transporte, control de los servicios públicos, política educativa, internacional y administrativas.
En perspectiva, la lucha social del Partido Comunista en el siglo XX construyó las mejores reformas sociales que los trabajadores costarricenses tenemos, más las luchas campesinas por tierras que fundaron pueblos nuevos, reformas en la legislación como el Código de Trabajo y la Seguridad Social. La historia política de Costa Rica es parte fundamental de nuestra identidad costarricense.