Macarena Barahona

Enviar
Sábado 28 Junio, 2014

Defendamos nuestro patrimonio y la decencia de nuestra vida democrática


El fútbol y el patrimonio

Debemos sentirnos felices y orgullosos todos los que habitamos esta nación, no solo por el fútbol que depara alegría y emoción, sino por La Declaratoria de Patrimonio de la Humanidad a las Esferas Borucas del Diquis por parte de la UNESCO el pasado 23 de junio en la 38 reunión del Comité de patrimonio Mundial con sede en Doha, Catar.
Este proyecto con las esferas borucas ha sido trabajado y custodiado por arqueólogos universitarios de gran profesionalismo como Ifigenia Quintanilla y Francisco Corrales, que desde la minuciosa labor arqueológica con los sitios naturales de las esferas han trabajado hacia la proyección internacional con la Declaratoria de Patrimonio de la Humanidad.
Esta declaratoria hará que los esfuerzos de las organizaciones nacionales e internacionales se unan más para la preservación y el disfrute de visitantes, que admirarán nuestro legado tangible de las comunidades borucas, y respetaremos más su pasado y su modo de vida en la actualidad.
De igual forma profesional la arquitecta Ileana Vives, directora del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Arquitectónico, mantiene el criterio de rechazar el proyecto ganador del cuestionado certamen del Banco de Costa Rica —conocido como “adefesio, engendro, copia y otros epítetos en las redes sociales”— por la defensa del entorno patrimonial e histórico de nuestra ciudad capital.
La falta de educación en aspectos históricos, cívicos y en general sobre el acervo patrimonial tanto arquitectónico como cultural es una gran carencia.
En la Universidad de Costa Rica impartimos un curso optativo de Seminarios de Patrimonio Cultural, desde hace varios años, tratando de llenar este vacío de formación en secundaria, pero por supuesto que es avasallante el desconocimiento de diferentes profesionales, y es aquí donde la institucionalización vigente —Ministerio de Cultura— lidera este conocimiento, formado por diversos profesionales, que hace años luchan por defender, educar y preservar, nuestro patrimonio. Muy en contra de intereses privados o especulación.
Nos vemos enfrentando en temas patrimoniales, la defensa del parque de las Esferas —ante la amenaza de la construcción de un aeropuerto donde el impacto natural de su construcción va atentar con la preservación del parque de las esferas y de los bosques primarios con toda su lógica de consecuencias.
Aquí esta SENARA y sus criterios técnicos tan fallidos y costosos como los del “Caso Crucitas”. Aquí también podría caber el arbitrario y antiinstitucional proyecto de ley de desafectación patrimonial —para con el Parque de las Esferas mañana, el Parque Nacional Corcovado, Bahía Ballenas—, para la construcción de un aeropuerto.
Este proyecto atenta contra lo mejor de nuestro desarrollo común, lo que tenemos preservado de la codicia privada tanto nacional como internacional. Defendamos nuestro patrimonio y la decencia de nuestra vida democrática.

Macarena Barahona