Enviar

Se debe diseñar un modelo mediante el cual puedan beneficiarse todos los segmentos de trabajadores rurales

El agro debe progresar, no emigrar

Es interesante el anuncio hecho al mundo por Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, en el sentido de un ambicioso plan de apoyo a la agricultura que se propone desarrollar y que, tal como lo menciona una publicación de este medio el viernes recién pasado, “apunta a reforzar el papel del campo como palanca del crecimiento económico”.
Brasil, entendiendo que muchos países en el mundo necesitarán importar cada vez más alimentos, se propone utilizar sus grandes extensiones de territorio para producirlos y proveérselos.
Habrá que ver como evoluciona esta propuesta y si se logrará que se vuelvan productivos los millones de hectáreas improductivas que tiene ese país, mientras por otra parte hay millones de familias rurales sin tierra.
No obstante, lo importante es que se produzca el análisis serio y profundo sobre la cuestión del agro, como debería darse en Costa Rica.
Para eso, y para que se plantearan buenos programas de desarrollo agrario adecuado, se debería tener muy claro cuál es su situación actual y diseñar un modelo mediante el cual pudieran beneficiarse todos los segmentos de trabajadores rurales.
Lo que hemos tenido en el país ha sido lo contrario. Una permanente migración de familias campesinas a la ciudad, donde no hacen más que engrosar los núcleos de pobreza, puesto que no están preparadas para ningún otro tipo de labor que no sea el de hacer producir la tierra.
De este modo no es como podrá mejorarse la calidad de vida de nuestra población, sin duda y por el contrario se puede producir una especie de “progreso” en el que aumenten las familias que no alcanzan a tener ni para el sustento diario.
Lo vemos así en lo que informan páginas como Agronoticias, que reflejan cómo en comunidades del interior del país, en Panamá, donde la pobreza se traduce en altos niveles de desnutrición, se han tenido que organizar huertos comunitarios, con la ayuda de la FAO, para que las poblaciones puedan autoproveerse de algún alimento.
El tema es sin duda del más alto valor. Brasil anuncia ahora que en el marco del plan agrícola propuesto, se dará una especial atención a la agricultura familiar que actualmente es responsable por cerca de un 70% de la producción de alimentos del país. Veremos qué ocurre.
Costa Rica, con un territorio pequeñito y sin plan país casi en ningún sentido, ¿cómo podría hoy poner en práctica uno que realmente pusiera a producir a los pequeños productores campesinos de todo el territorio nacional, evitando su caída en la pobreza extrema y todos sus males aparejados?
Ver comentarios