Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



ÚLTIMA HORA


EE.UU. e Irak no podrán incrementar producción de petróleo en 2016

Bloomberg | Viernes 20 noviembre, 2015 12:00 am



Para entender qué significará la caída del petróleo para los suministros globales de crudo el año próximo, basta con mirar a los dos países que en 2015 sumaron el mayor número de barriles al mercado mundial.

Los Estados Unidos e Irak, cuyo crudo extra este año equivale a un 80% del excedente global, no podrán aumentar la producción en 2016, según los pronosticadores más grandes del mundo. Si bien la reducción estadounidense se debe principalmente a que los precios están demasiado bajos para impulsar nueva oferta, la capacidad del país de Oriente Medio para aumentar la producción también se está viendo afectada por una necesidad de financiar su batalla con el Estado Islámico.

Bajar la producción en los dos productores de mayor crecimiento indica que la saturación global, que ha deprimido los precios del petróleo hasta casi $40 el barril, quizá comience a disiparse el año próximo, según Barclays Plc. Esto podría comenzar a cumplir el plan de Arabia Saudita destinado a reequilibrar los mercados mundiales del crudo, pero las dificultades de Irak ponen en evidencia que los productores de la OPEP también están sufriendo mientras la estrategia surte efecto.

“Los Estados Unidos e Irak han sido los dos países que más contribuyeron al excedente petrolero global y cuando miramos hacia 2016, la producción enfrentará problemas en los dos”, dijo por correo electrónico Torbjoern Kjus, analista en DNB ASA en Oslo. “Acelerar las tasas de disminución y una menor inversión traerán aparejada una caída de la producción estadounidense, mientras que es poco probable que Irak vea mucho más crecimiento en niveles más altos”.

Los dos países están bombeando actualmente el equivalente de 4.880 millones de barriles anuales, un aumento de 1.770 millones de barriles, o sea casi 60%, en comparación con sus niveles de producción a comienzos de 2012. Para ponerlo en su contexto, las existencias de petróleo en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos crecieron 314 millones de barriles, es decir 12 por ciento, en el período correspondiente.

La producción estadounidense de esquisto, que impulsó un auge de seis años en la producción petrolera del país, disminuirá 600 mil barriles diarios el año próximo, según la Agencia Internacional de Energía. La producción petrolera total estadounidense aumentará 830 mil barriles diarios este año gracias a las formaciones de esquisto en Texas y Dakota del Norte. El petróleo se negociaba a $40,43 el barril en Nueva York a las 7:22 hora de Londres.

La producción iraquí “probablemente se mantendrá en general chata” el año próximo dado que el miembro de la OPEP “tiene dificultades con la presión de un petróleo a $50 el barril y una batalla costosa” con los militantes de Estado Islámico, dijo la AIE en un informe fechado el 13 de noviembre. Bagdad también se está esforzando por reembolsar a las compañías petroleras internacionales inversiones en yacimientos en el sur. BP Plc recortó un 60% su presupuesto de operaciones para este año hasta $1.000 millones. En tanto los precios del petróleo bajaron a la mitad, Irak ha tenido que pagar el doble de la cantidad de crudo a las firmas extranjeras que reciben las comisiones por barril en forma de cargamentos.