Diálogo político en cuidados intensivos
Enviar

Informe de los 100 días provocó distanciamiento

Diálogo político en cuidados intensivos

Partidos califican llamado del gobierno como show político


En vez de sentar las bases de un diálogo productivo y duradero, el informe de los 100 días del presidente Luis Guillermo Solís abrió viejas heridas políticas.
Esto provoca un distanciamiento que pone en peligro las negociaciones para impulsar temas nacionales urgentes, como obras de infraestructura, la reforma fiscal o la agenda energética.


201409022105450.n44.jpg
La molestia de la oposición es tan grande, que algunos partidos se cuestionan incluso si aceptarán el llamado del mandatario para conversar este mes de setiembre.
Temen que la invitación sea parte de un nuevo show político-populista como los que a su criterio acostumbra montar el presidente. Además, resienten que Solís haya acusado a la clase política anterior al PAC de “inescrupulosa, ineficiente y corrupta” sin señalar a los responsables con nombres y apellidos y que se refiriera al debate sobre su informe presidencial como “un jolgorio” de los diputados.
Desde el jueves por la noche, los dimes y diretes, así como las recriminaciones entre la oposición y el Gobierno, han sido constantes.
Este lunes, por ejemplo, Juan Luis Jiménez, jefe de fracción de Liberación Nacional, acusó a Solís de “mezquino e hipócrita” por no reconocer la labor social de los gobiernos verdiblancos.
Además declaró que el país no tiene rumbo y que el gobierno del PAC, liderado por Solís, ha dejado mucho que desear en temas éticos.
Otra agrupación indispuesta es la bancada del PUSC, que también reclama el reconocimiento de la labor social realizada durante los gobiernos rojiazules.
Por su parte, el presidente Solís minimizó las críticas y reiteró su llamado al diálogo para este mes, cuando, según él, debe privar el interés por la patria.
“Llegó la hora de la Patria. Digámosle presente a Costa Rica. Debemos construir nuevos consensos sociales que alimenten nuevos consensos políticos. Hay que despojarse de vanidades y egoísmos. Hay que vencer la intransigencia. Hay que resistir a la tentación del chantaje”, concluyó Solís.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR


Ver comentarios