Silvia Castro Montero

Silvia Castro Montero

Enviar
Miércoles 1 Octubre, 2014

Parece que existe un intento por perjudicar la reputación de las universidades privadas


Desempleo y universidades privadas

En una serie de reportajes, Canal 7 plantea varias aseveraciones: que psicología, derecho, medicina, arquitectura y periodismo son las carreras más saturadas en el mercado laboral, que algunas universidades privadas proveen información engañosa a los estudiantes con respecto a la demanda laboral, que las universidades “hacen su negocio” prácticamente sin regulación por parte de Conesup y que ese ente regulador no hace nada para controlar el elevado número de personas que cursan carreras “abarrotadas” ni para regular lo que cobran por trámites administrativos.
Sugiere que el Conesup debería congelar las carreras que están “saturadas". Las universidades privadas son, según el titular de los reportajes, las universidades del desempleo.


Para aseverar que existen carreras saturadas, se limita ese Canal a efectuar una relación entre los puestos ofertados en la base de datos de elempleo.com, y los profesionales que han incluido su hoja de vida.
Supone que todos los profesionales en esa base de datos están desempleados, ignorando que existen muchos laborando, pero que buscan mejores alternativas de empleo; otros tal vez olvidaron desactivar su perfil.
Lo que es peor, Canal 7 asume que la muestra de profesionales en elempleo.com es representativa y que puede, con base en esa muestra, generalizar sobre la población total de graduados universitarios del país.
No consultó el noticiario los estudios científicos que se han efectuado en el país por entidades como el Observatorio Laboral de Profesiones de Conare; el estudio de 2010 indicó que en medicina no existe desempleo.
Según la OLAP, habiendo encuestado personas graduadas de 2000 hasta 2007, confirmaron que el 93% de los periodistas, el 99% de los abogados, el 96% de los arquitectos y el 97% de los psicólogos estaban empleados.
Quizás Canal 7 pudo haber actualizado los datos a 2014, reportando sobre los resultados de un estudio con una rigurosidad científica similar.
Ningún estudio científico nacional al día de hoy ha sugerido que sean los graduados de universidades privadas quienes engrosen la lista de desempleados.
Lo que sí demuestran es que el porcentaje de desempleo de los graduados universitarios, de universidades públicas y privadas, es mucho menor que el de quienes no ingresaron a la educación superior.
Canal 7 también concluye que algunas universidades privadas proveen información engañosa e ilustran su punto de vista filmando a quien parece ser una ejecutiva de ventas de una universidad.
No demuestran que la información ofrecida por ella fuera realmente engañosa, pero en todo caso, por principios básicos de lógica, no pueden generalizar el comentario de esta funcionaria como la realidad de un colectivo de universidades.
Por último, el canal en cuestión arremete contra el Conesup por no obligar a las universidades a controlar el acceso a carreras que ellos consideran abarrotadas, como si en Costa Rica viviéramos en un país totalitario, en el que no existe libertad de enseñanza y de aprendizaje; en un país en el que el Estado, y no los alumnos, tuviera la potestad de determinar quién debería estudiar.
La relación entre el desempleo, las universidades privadas y las cuotas que se cobran por trámites administrativos la desconozco.
Sin embargo, parece que existe un intento por perjudicar la reputación de las universidades privadas, en el mismo momento en que se cuestiona el financiamiento de la educación superior pública.

Silvia Castro

Rectora en ULACIT