Enviar

El Gobierno ha anunciado que presentará en un mes un Plan Nacional de Energía. Esperamos con ansias que sea acertado y realizable


Consumo y costo de energía

El tema del costo de la energía, que está en el tapete todos los días últimamente, es algo que requiere un plan que signifique solución en el corto plazo pero también previsión y acciones bien dirigidas para el mediano y el largo plazo.
El Gobierno ha anunciado que presentará en un mes un Plan Nacional de Energía. Se trata aparentemente de garantizar cobertura universal de energía de calidad, con tarifas justas y coherentes con los objetivos de sostenibilidad ambiental, como lo señala una nota de este medio ayer.
Esperamos con ansias que sea acertado y realizable.
Los industriales, como es lógico, reclaman porque altas facturas por electricidad minan los ingresos a los que están acostumbrados y en algún caso los mueven a desplazar sus negocios adonde les reditúen mayores ganancias.
Una actitud lógica. Ellos quieren hacer negocios rentables.
Hablan de no afectar, con las altas tarifas eléctricas que pagan, la posibilidad de que sigan ofreciendo empleo.
Otros sectores también sufren el problema, como los habitantes, por ejemplo, aunque no tengan argumentos tan sólidos que externar.
Hemos estado viviendo en un panorama nacional en el que los problemas se van resolviendo sobre la marcha y a toda prisa, tapando huecos que después generan otros y apagando incendios para los que a veces ni siquiera contamos con el agua ni los bomberos y hemos tenido incluso que declarar emergencia nacional en algún caso para ver que se haga frente a problemas que debieron ser planificados y resueltos hace mucho tiempo.
La estrategia de “patear la bola hacia delante” nos acostumbró casi a esa forma de desgobierno o de gobierno irresponsable.
Hoy las consecuencias de todo eso nos alcanzaron. No es posible seguir empujando todo a que lo enfrente el próximo gobierno porque además la ciudadanía pidió un cambio y quiere verlo y sentirlo.
Pero tampoco sería lógico que se hagan cambios según el patrón de siempre de apagar incendios.
El tema de la energía debe ser abordado mediante un plan integral.
Si de momento se pueden bajar los costos eléctricos esto será muy bueno. Pero luego habrá que iniciar una cantidad de medidas que entre todas coadyuven a bajar consumo y con ello costos así como menor riesgo de desabastecimiento y contaminación.
A los hogares se les recomienda apagar las luces innecesarias, desconectar de la red eléctrica los artefactos mientras no se estén usando (microondas, pantallas de TV, etc…) adquirir electrodomésticos y bombillos de bajo consumo, entre otros.
El comercio, la industria y el sector público deberán hacer lo mismo.
Es necesario comenzar ya a construir las infraestructuras que nos ayuden a la revolución energética que necesitamos.
¿Es esto parte de la preocupación y la ocupación nacional?
¿Tenemos conciencia como país de que es eso y no otra cosa lo único que podría salvarnos de llegar a situaciones extremas que en Costa Rica no tenemos por qué sufrir?
 

Ver comentarios