Con la mira en una segunda ronda
“Estoy seguro que en caso de una segunda vuelta, la mayoría de la oposición se inclinaría hacia el aspirante no oficialista. Creo que tengo un perfil de liderazgo capaz de hacer eso”, indica Luis Guillermo Solís, candidato del PAC.Marco Monge/La República
Enviar

Oposición cree que unida vencería al PLN

Con la mira en una segunda ronda

Araya requiere el 40% de los votos válidos para evitar esta posibilidad

A tres meses de las elecciones, la oposición contempla una segunda ronda como la principal carta para derrotar a Johnny Araya, candidato de Liberación Nacional (PLN).

201310302258300.n22.jpg
Sabedores de la amplitud de la ventaja a favor del candidato oficialista y que queda poco tiempo, varios de los aspirantes confían en evitar que Araya logre el 40% de los votos válidos en febrero.
Esto obligaría al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) a convocar a una segunda ronda, en la cual participarían los dos aspirantes que obtengan más votos.
En este momento, Araya tiene el respaldo de más del 40% entre las personas que ya están decididas a votar.
Sin embargo, baja al 30% si se toma en consideración la intención de votos entre todas las personas, indica la encuesta más reciente de CID Gallup para LA REPÚBLICA.
El beneficio para quien llegue contra Araya a una eventual segunda ronda, es que podría unir a los votantes de oposición.
De esta forma, podría tener alguna oportunidad.
“Ahí tendrían mejores oportunidades de lograrlo”, explicó Claudio Alpízar, columnista de LA REPÚBLICA.
En este momento, ninguno de los candidatos opositores se despega del 10% en intención de voto.
“Todo indica que la lucha de la oposición se concentra en ser segundos y evitar que el PLN llegue al 40% para que no gane. La esperanza de los partidos opositores es aprovechar la antipatía hacia Araya, aglutinar a los no oficialistas y vencer en segunda ronda”, agrega Alpízar.
En ese sentido hay por los menos 700 mil personas que indican que nunca votarían por Araya, lo que equivale a un 23% de los votantes habilitados.
“Nosotros apostamos a seguir creciendo como lo hemos venido haciendo desde hace semanas, no obstante, no podemos descartar una segunda ronda. En ese sentido, si damos los pasos correctos, podríamos aglutinar a toda a la oposición, pues creemos que hay una inmensa mayoría de costarricenses que no quiere la continuidad de los mismos de siempre”, indica José María Villalta del Frente Amplio.
Por su parte, Luis Guillermo Solís, aspirante del Partido Acción Ciudadana (PAC) y que cuenta con un respaldo del 4% del electorado, expresó que su estrategia está hecha para ganar en la primera vuelta electoral.
Sin embargo, considera que en caso de posicionarse en una segunda ronda, él tendría el liderazgo necesario para unir a la oposición en torno a su candidatura y de esta forma, sacar a los verdiblancos de Zapote.
“Estoy seguro que en caso de una segunda vuelta, la mayoría de la oposición se inclinaría hacia el aspirante no oficialista. Creo que tengo un perfil de liderazgo capaz de hacer eso”, agrega Solís.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR



Ver comentarios