Logo La República

Viernes, 21 de enero de 2022



NACIONALES


Cámaras de vigilancia resucitarán este año

Manuel Avendaño mavendano@larepublica.net | Martes 25 febrero, 2014

Por medio de un contrato con Racsa o en manos privadas, las cámaras de vigilancia podrían regresar a las carreteras nacionales este año. Archivo/La República


Propuesta de Racsa o licitación pública, son las opciones

Cámaras de vigilancia resucitarán este año

Colocar dispositivos en puntos estratégicos ayudaría a reducir muertes en carretera

Decidir si las cámaras de vigilancia en carreteras se implementarán por medio de un contrato con Racsa o en una licitación pública, sería el primer paso para resucitar esta estrategia de prevención en las carreteras nacionales.

Reducir las muertes en carretera que el año pasado llegaron a 266 es el objetivo principal de este mecanismo de vigilancia, más allá de hacer multas a conductores, se promoverá un cambio en las vías.
Para definir cuál opción se implementará para poner en funcionamiento las cámaras, la junta directiva del Cosevi analizará el tema el próximo mes.
Retomar la vigilancia en las calles por medio de cámaras que permitan identificar y multar a los conductores que irrespeten los límites de velocidad será posible este año.
Existe una propuesta formal presentada por Racsa para implementar el sistema, de hecho hace varios meses el Gobierno trabaja en buscar una alternativa para resucitar las cámaras.
La propuesta anterior de Racsa pretendía que se colocaran 450 cámaras en 300 puntos diferentes de las principales rutas nacionales con el fin de mejorar los controles de velocidad y reducir las muertes.
Sin embargo, este plan tenía un alto riesgo de fracasar ya que un estudio reveló que luego de tres meses se realizarían en promedio 38 multas diarias lo que provocaría que fuera insostenible económicamente.
En este caso, el 70% del monto recaudado en partes se destinaría a Racsa y el restante 30% habría quedado en manos del Cosevi.
En diciembre se presentó una nueva propuesta para retomar el proyecto por parte de Racsa, sin embargo en la institución prefirieron no revelar detalles.
Por otra parte, en caso de que la nueva opción de la empresa costarricense fracase, existe la posibilidad de revivir el sistema de cámaras por medio de una licitación pública abierta.

“Existen acercamientos con empresas privadas que podrían desarrollar el proyecto, pero primero tenemos que definir si la oferta de Racsa se puede implementar”, explicó Silvia Bolaños, viceministra de Transportes.
Reducir las muertes en carretera, generar conciencia en los conductores y evitar choques violentos en las principales autopistas del país, serán parte de los beneficios que traería el sistema de cámaras.
Aunque el año anterior cerró con una disminución del 19% en las muertes registradas en carreteras nacionales, la cifra podría reducirse con mejores controles en las rutas.
“Con la implementación de las cámaras de vigilancia se presentaría al inicio una oleada de multas para los conductores que irrespeten los límites de velocidad en las autopistas; luego se daría un descenso importante en la cantidad de infracciones ya que poco a poco irían tomando conciencia”, agregó Bolaños.
El alcohol al volante y el exceso de velocidad son las principales causas de muerte en las vías del país. Controlar esta problemática con cámaras ayudaría a reducir los datos de accidentes.
Definir si se aplicará la propuesta de Racsa o la licitación será posible hasta el próximo mes, la sostenibilidad económica del proyecto y el impacto positivo en las calles son elementos que pesarán en la decisión de la junta directiva del Cosevi.
Además, se debe aclarar el mecanismo que se utilizará para notificar a los conductores que reciban una multa, ya que hace tres años el sistema de cámaras fracasó debido a que los infractores presentaron recursos de amparo contra el sistema de notificación de los partes.

Manuel Avendaño
mavendano@larepublica.net
@MavendanoLR






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.