Calles se saturan en medio de baja inversión
Enviar

Crecimiento de vehículos cuadruplica inversión vial de últimos cuatro años

Calles se saturan en medio de baja inversión

Rezago en infraestructura supera la cifra de $58 mil millones

La inoperancia del país para sacar adelante obras de infraestructura vial es responsable de que el país tenga dificultades para sostener el crecimiento vehicular.
Si bien crece la cantidad de automóviles, también lo hacen los vehículos de carga que se requieren para el desarrollo del comercio. Sin embargo, se movilizan prácticamente sobre el mismo sistema de carretera existente a fines del siglo anterior.
Mientras el incremento de la red de carreteras fue de solo un 7,5% en los últimos cuatro años, en ese mismo periodo la cantidad de automóviles aumentó un 31%. Adicionalmente, el crecimiento de la producción nacional fue de 19%.
Desde 2010, las únicas carreteras inauguradas fueron la ruta 27 (Ciudad Colón – Orotina) y el tramo entre Quepos y Dominical, en la Costanera Sur. Ambas suman unos 80 kilómetros y corresponden a obras que tenían décadas de rezago.
La poca inversión afecta también el transporte público, cuya ineficiencia ocasiona que las personas prefieran gastar más utilizando sus vehículos.
Hay soluciones que podrían paliar un poco el problema mientras se logra la solución. Para dentro de dos años estarían listos los 29 kilómetros de la nueva carretera a San Carlos, además de los 27 kilómetros del paso entre Chilamate y Vuelta de Kooper, en la zona norte.
Ambos proyectos estarían para 2016. Para ese año también se espera concluir la ampliación de 50 kilómetros entre Liberia y Cañas.
“El problema es complejo. Hay un rezago de muchísimos años en la infraestructura vial. Sabemos que tenemos pendiente una inversión de $58 mil millones para recuperar el rezago. Estamos reactivando muchas de esas obras viales”, reconoció Carlos Segnini, ministro de Obras Públicas y Transportes.
Eso incluye también un plan para el desarrollo de medios de transporte, como un tren eléctrico que permita a los usuarios dejar el vehículo en su casa y utilizar el transporte público. Esta obra apenas se dirige a un proceso de licitación, a partir de junio, y también depende de la creación de una ley para fortalecer el instituto de ferrocarriles.
El Gobierno trata de recuperar el camino perdido, pero las inversiones para infraestructura no alcanzan. Para el año 2015 se presupuestó menos del 1% de la producción nacional, pese a que los expertos internacionales recomiendan que un país debe invertir, como mínimo, un 2,5% en infraestructura.
Para invertir por lo menos el 1% del PIB, el Gobierno debería aportar ¢47 mil millones adicionales a lo que presupuestó para 2015.
Aun teniendo todo el dinero disponible, no hay capacidad de ejecución para llevar a cabo tantas obras, por lo cual el MOPT trabaja en una reestructuración interna para aumentar la velocidad de construcción y recuperar parte del tiempo perdido.
Mientras tanto, el crecimiento de los vehículos se ha recuperado luego de un estancamiento tras la crisis de 2008. En los últimos cuatro años han entrado al país casi 300 mil vehículos más, en su mayoría modelos del año.
No obstante estas cifras, la tenencia de carro es relativamente baja en nuestro país si se compara con otras naciones latinoamericanas. En Costa Rica hay 188 autos por cada mil personas, mientras que en Chile esa cifra es de 198 y en México de 278 vehículos.
Solo en 2013, un 73% de los autos que ingresaron al país fueron nuevos, explicó Liliana Aguilar, directora ejecutiva de la Asociación de Importadores de Vehículos y Maquinaria (Aivema).
Los automotores de modelos recientes cuentan con tecnologías más eficientes para generar menos contaminación. Sin embargo, con las calles saturadas, es poco lo que puede contribuir.
Esta situación no solo satura las carreteras, sino que incrementa el costo de combustibles para los usuarios y la emisión de gases al medio ambiente.

Rodrigo Díaz
[email protected]
@La_Republica

Colaboró María Siu Lanzas

Ver comentarios