Brasil inició en serio
Neymar, con sus dos goles, revivió a Brasil cuando más lo necesitaba. La estrella brasileña fue la figura de su selección. Odd Andersen-AFP/La República
Enviar

Brasil inició en serio

Con polémica el equipo suramericano comenzó con el pie derecho su Mundial

Sao Paulo (Brasil). Tras un susto inicial, que llegó a silenciar el Arena Corintians y un discutido penal, Brasil pudo acomodar las piezas y sumar los primeros tres puntos, al vencer 3-1 a una Croacia, que vendió cara la derrota.
Y fue la magia de Neymar, quien luce dispuesto a consolidarse en el ámbito mundial y ser la guía brasileña, asumiendo un rol protagónico, pidiendo el balón, él que dio luz en momentos de oscuridad.

201406122229070.a11.jpg
Croacia tiene un gran equipo, jugadores de alta calidad y que se conocen su juego, al punto que sabían que atacando la defensa de Brasil, sobre todo en el espacio que dejaban sus laterales, Dani Alves y Marcelo podían poner en aprietos a los suramericanos.
Desde la medular Modric y Rakitic se unieron para alimentar, sobre todo a Ivica Olic, quien hacía estragos y en una de esas escapadas, por la zona de Alves, envió un centro que su compañero Jelavic no conectó, pero sí lo hizo Marcelo, con tan mala fortuna que venció a su meta Julio César.
Silencio total por unos segundos, salvo por los pocos croatas que estaban en el estadio, pero rápidamente, los 61 mil aficionados que colmaron el Arena Corinthians, entonaron el Brasil, Brasil y su equipo comenzó a surgir.
Pero no era fácil el reto, pese a que Scolari mandó a adelantar las líneas, abriendo el campo y tratando de llegar con el balón de pie a pie, donde destacó el trabajo de Oscar con peligrosos centros, pero a la vez crecía la figura del arquero Pletikosa.
Brasil viendo que con puro fútbol no alcanzaba, comenzó a ponerle corazón. Sus volantes de marca, Luiz Gustavo y Paulihno, se encargaron de pelearlas todas, y en una acción de esas, llegó el empate.
Gustavo luchó entre dos croatas el balón, lo ganó, pasó Neymar, quien encaró a Kovacic, lo superó y desde fuera del área soltó un obús, que aunque no iba muy potente, sí era colocado, al punto que pegó en el poste y fue al fondo de la red. En 29 minutos igualó el compromiso.
Las acciones volvieron a nivelarse, a Neymar lo frenaban a punta de faltas, por lo que los pases al espacio en busca de Fred pasaron a ser la constante, pero sin claridad.
Para la complementaria Croacia se reordenó, pero lo hizo agrupándose más en la zona de defensa, ya no presionaba la salida y mucho menos atacaba a los laterales, lo que permitió que Marcelo y Alves sumaran al ataque.
La presión aumentó y dio frutos. Un polémico penal que se le sancionó a Lovren por derribar en el área a Fred, lo transformó en gol Neymar, quien remató potente y pese a que Pletikosa tocó la pelota, no pudo evitar la anotación
Vinieron los cambios, Croacia volvió a salir del encierro, pero dejó muchos espacios atrás que aprovechaba Brasil para quedar de cara al gol, como sucedió en el último minuto, cuando se escapó Oscar y desde fuera del área dejó el balón largo del meta europeo y selló el 3 a 1.

Cristian Williams
[email protected]
@La_Republica

 

Ver comentarios