Enviar

El Centro de Investigación en Biotecnología del Instituto Tecnológico de Costa Rica recibió recientemente una inyección de $2 millones, lo cual lo convierte en uno de los más modernos del país. ¿Se producirá la transferencia de conocimientos y proyectos de la academia a las empresas


Biotecnología, una oportunidad

Las empresas dedicadas a la industria deben encontrar las estrategias y los sistemas de producción que les permitan bajar costos de operación para ser competitivas, pero también deben innovar, maximizar la calidad de sus productos y promocionarlos adecuadamente.
Esto lo saben la mayoría de las personas a cargo de las compañías.
Y estos retos pueden enfrentarse mejor si se echa mano de los adelantos de la ciencia y la tecnología.
No obstante, la mayoría de las industrias en el país se muestran alejadas, por ejemplo, de la investigación en biotecnología, como lo señala una nota de este medio el sábado anterior.
Algunas de nuestras universidades cuentan con un importante potencial investigador a pesar de lo cual no se ha logrado aún que la mayoría de las industrias lo aprovechen.
Si Israel, Singapur, Suecia, Brasil, México y Argentina se encuentran dentro de los países donde el uso de las biotecnologías se convirtió en una parte indispensable del encadenamiento productivo… ¿Qué hace que Costa Rica no esté en esa lista?
Para propiciar el encuentro entre industriales e investigadores en biotecnología es que se realizará mañana la quinta edición de Biotica en el hotel Crown Plaza - Corobicí.
Es importante. El Centro de Investigación en Biotecnología del Instituto Tecnológico de Costa Rica, recibió recientemente una inyección de $2 millones, lo cual lo convierte en uno de los más modernos del país.
¿Logrará esta quinta edición del evento lo que pareciera que aún no han logrado en las anteriores?
¿Ocurrirá finalmente esa transferencia de conocimientos y proyectos de la academia hacia las empresas?
Costa Rica está en condiciones de avanzar mucho en el aprovechamiento de los adelantos de la ciencia y la tecnología en la producción de bienes y servicios, pero por causas que probablemente no se han estudiado suficientemente, esta sinergia entre investigadores y productores no se da en la medida adecuada.
En el mundo actual sin innovación y valor agregado a los productos es muy difícil ser competitivos.
Pero hay una buena posibilidad de que en ese sentido se dé la cooperación público-privada, de modo que ambas ganen con ello.
De forma aislada esto ya ocurre. Quizás lo que haga falta es una acción organizada para que se obtenga el mayor beneficio.
 

Ver comentarios