Atípico Día del Trabajador
Manifestantes iniciaron su recorrido en el Parque de La Merced y culminaron en la Plaza de La Democracia. Marco Monge/La República
Enviar

Pocas personas y ausencia de disturbios marcaron característico día

Atípico Día del Trabajador

Manifestantes mantuvieron orden y respeto durante el recorrido

La jornada cívica vinculada a las actividades del Día del Trabajador se dio en un ambiente tranquilo, que no llegó a calentar.

201405020002390.n44.jpg
Ni la misa ni la marcha estuvieron marcadas por polémica, evitando así los lamentables choques de años anteriores entre policía y grupos revoltosos que distorsionan el espíritu de la actividad.
La celebración religiosa dio inicio a las 8 a.m.
Pocas figuras del gabinete destacaron entre los rostros conocidos, siendo Olman Segura, ministro de Trabajo, el único visible en la actividad.
De parte del sector empresarial, Shirley Saborío, directora ejecutiva de la Unión de Cámaras.
Ya en la marcha, entre las pocas personas que asistieron, representantes de la Asociación Nacional de Educadores (Ande) se hicieron presentes con banderas de la institución y además imágenes de Juanito Mora.
La evasión de impuestos y el castigo a quienes lo hacen con penas de cárcel, así como la reorganización de la Caja Costarricense de Seguro Social con el fin de dar un mejor servicio a los costarricenses, fueron temas que tocó Marco Tulio Molina, vicario de la Pastoral Social.
Al culminar la misa, la avenida segunda se llenó de manifestantes de diversos sectores del país, así como de diferentes sindicatos que marcharon en protesta por los derechos de los trabajadores costarricenses así como por un cambio para el país.
Jornadas laborales de ocho horas, el desarrollo de escuelas, la obtención de las garantías sociales, la nacionalización de generación eléctrica y la abolición del ejército son algunas de las luchas que el sector trabajador del país ha logrado desde hace más de 100 años, comentó Martha Rodríguez, representante del Movimiento Sindical Unido.
El trabajo doméstico no remunerado, el tema de la desigualdad en desempleo entre mujeres y hombres, así como la diferencia de salarios y la discriminación social y laboral, destacaron también entre el colorido de las pancartas expuestas ayer.
Una de las razones por las cuales la marcha de ayer fue tranquila, en parte se debe al beneficio de la duda que los sectores dan al gobierno entrante respecto a la defensa que hará de los derechos laborales.
El Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial, representantes del Partido de los Trabajadores, así como personas pertenecientes a Ande, Apse y a la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (Undeca), entre otros, también caminaron desde el parque de La Merced hasta la Plaza de la Democracia.
El único grupo que estuvo por fuera de la norma de la tranquilidad, fue el de Jóvenes del Nuevo Partido Socialista, enérgicos en la protesta y lo hicieron por la legalización del aborto, así como la unión legal de personas del mismo sexo.
El recorrido fue tranquilo y sin disturbios, durante todo el trayecto se pudo observar la presencia de Fuerza Pública como más de 100 oficiales en todo el perímetro del recorrido y la Asamblea Legislativa.
Con el fin de evitar altercados como en años anteriores, se cerraron las calles que brindan acceso a la Asamblea.
La jornada cerró sin personas detenidas y sin ningún acto violento reportado, todo transcurrió con normalidad, el personal estaba capacitado para atender cualquier tipo de disturbio; sin embargo, se esperaba que fuera una marcha cívica con el fin de mantener el orden público, señaló Juan Carlos Arias, comandante de la Fuerza Pública de San José.
Alrededor del mediodía culminó la marcha y debido a condiciones del tiempo muchos de los participantes se retiraron de la Plaza de la Democracia, donde finalizaba.

Daniela Granados
[email protected]

@dgranadosLR

Ver comentarios