Enviar

HARVARD

ASEGÚRESE DE ESTAR RESOLVIENDO EL PROBLEMA CORRECTO

201305212233390.h.jpg
Pudiera ser obvio que no se puede resolver un problema que no está bien definido, pero muchas personas descuidan este detalle. La próxima vez que piense que está listo para ponerse en modo de resolución de problemas, considere lo siguiente:

1 ESTABLEZCA LA NECESIDAD BÁSICA DE UNA SOLUCIÓN.
¿Por qué el problema necesita ser resuelto?

2 JUSTIFIQUE LA NECESIDAD.
¿El esfuerzo está alineado con la estrategia de su empresa? ¿Qué beneficio obtendrán usted, su equipo o la compañía con la solución?

PÓNGALO EN CONTEXTO. ¿Qué enfoques ya ha probado? ¿Qué han hecho los demás? ¿Hay restricciones en las soluciones?

3 ESCRIBA LA DECLARACIÓN DEL PROBLEMA. Con las respuestas a las preguntas anteriores trace el problema. Indique el alcance, los requerimientos de una solución y quién estará involucrado.


SÁLTESE EL PLAN DE NEGOCIOS

No todos los empresarios necesitan un plan de negocios. La mayoría de los emprendimientos triunfan porque el fundador tiene una visión auténtica y claridad en su propósito, no un documento bien redactado. Aunque no toda la planeación es mala, el contenido en que se enfoca la mayoría de los planes de negocios tiene poco que ver con la realidad que de hecho emergerá. En vez de agonizar sobre un documento, concéntrese en identificar exactamente por qué su negocio debe existir. Articule claramente la meta más importante a mano, ya sea que lo llame visión, propósito o llamado. Esto servirá de guía para usted y el negocio. Y recuerde que el equipo es más importante que cualquier plan. Vale la pena dedicar tiempo a asegurarse de estar trabajando y asociándose con la gente correcta.

DEJE DE SABOTEARSE

De cara a un reto importante, es tentador anticipar los obstáculos que pudieran aparecer en el camino y usarlos como excusa para no avanzar. Pero este tipo de auto impedimento le imposibilitará alcanzar su potencial. A continuación cómo detenerlo:

1 ESTÉ ATENTO A LAS SEÑALES DE ADVERTENCIA. Estas incluyen dudar, generar listas de excusas o enfocarse excesivamente en los obstáculos potenciales.

2 ARTICULE METAS, NO EXCUSAS. Utilice “qué pasaría si” y “si tan sólo” para ayudar a generar ideas sobre cómo podría eliminar obstáculos. Por ejemplo, si piensa que podría fallar por falta de cierta habilidad, averigüe cómo adquirirla.

3 MANEJE SUS EMOCIONES NEGATIVAS. Al enfrentar obstáculos (y siempre los hay) es probable que sienta desilusión o coraje. No sea duro con usted al manejar estas emociones y concéntrese en lo que sí puede cambiar.


TEMAS DE CONVERSACION

China ocupa primer lugar en apertura al riesgo
China ocupa el primer lugar entre 23 países en una medición de la disposición de las personas a correr riesgos: A los participantes de un sondeo se les preguntó cuánto se arriesgarían a reducir su estándar de vida a cambio de una probabilidad de 50-50 de aumentarlo en 50%. El segundo lugar de la lista es Vietnam, seguido por Holanda y Taiwán. Estados Unidos está justo por debajo del promedio. Brasil es el penúltimo, justo arriba de Túnez, informa The Wall Street Journal.

Estar triste lo vuelve más impaciente
Los participantes de una investigación que se entristecieron viendo un corto de vídeo y escribiendo sobre una experiencia triste se mostraron más impacientes que los participantes que no se pusieron tristes: el participante triste medio requirió recibir inmediatamente 37 dólares para renunciar a 85 dólares en tres meses, mientras que el participante medio neutral requirió 56 dólares inmediatos, informan Jennifer S. Lerner, de la Universidad de Harvard, y Ye Li y Elke U. Weber, de la Universidad de Columbia. La tristeza parece hacer que la gente quiera premios lo más pronto posible, incluso cuando dicha urgencia conlleve un costo financiero.

+



Ver comentarios