Arreglo en la platina, tarde pero necesario
Los trabajos en el puente de la platina se dividirán en dos etapas para no afectar el flujo vehicular. Esteban Monge/LA REPÚBLICA
Enviar

Reparaciones en el puente sobre el río Virilla inician el miércoles

Arreglo en la platina, tarde pero necesario

Mal estado de las rejillas de concreto genera que los conductores disminuyan la velocidad cuando pasan por la estructura

Por fin, este miércoles iniciarán las obras de rehabilitación en el puente de la platina, luego de tres semanas de anuncios por parte del Mopt.
Transitar a diario por este puente en la General Cañas se ha convertido en toda una prueba de paciencia para los conductores, ya que el mal estado de la rejilla colocada hace dos años obliga a los carros a frenar.


201310202106430.n22.jpg
Aunque la semana anterior se colocó una capa de concreto sobre la superficie del puente para darle mayor soporte, previo al inicio de las obras, lo cierto es que la calle por la que transitan los vehículos seguirá mala durante un año más.
Reparar el puente más importante del país es urgente, para este fin se destinarán $9 millones por medio de un contrato con la empresa Codocsa que desarrollará las obras.
Primero se reforzarán las bases del puente, es decir las columnas, las cerchas y los bastiones que le dan soporte a la estructura.
Los trabajos contemplan la colocación de un relleno con el objetivo de mejorar su estabilidad.
Colocar una cercha más permitirá que aumente la capacidad de soporte de la estructura, actualmente aguanta 27 toneladas pero se espera reforzarla para que alcance las 40 toneladas.
Los trabajos se dividen en dos partes.
Durante los primeros 12 meses —es decir, hasta octubre del próximo año— se concentrarán solo en la rehabilitación de la subestructura del puente.
Por esta razón no se darán cierres en la vía ni habrá afectación para los conductores, en otras palabras todo seguirá igual mientras usted transite por esta vía.
Quitar las actuales rejillas de concreto dañadas y colocar losas nuevas que permitan un paso rápido y fluido a los más de 80 mil usuarios de la pista, no se dará hasta noviembre del próximo año.
Cerrar el capítulo de la platina es casi un objetivo nacional, durante cuatro años y varios intentos fallidos de reparaciones, quienes transitan por esa vía aprendieron a convivir con el desgastado puente, y soportar las presas originadas por el mal estado de las rejillas.
El primer beneficio que tienen los arreglos en esta estructura es que los conductores podrán transitar un poco más rápido entre la capital y Alajuela.
Los transportistas y camiones son otro importante grupo que podrá mejorar sus servicios, principalmente en horas no pico que es cuando más transitan por la autopista.
Acelerar los tiempos de viaje a los conductores y ahorrar valioso tiempo en carretera son efectos directos del arreglo del puente en la competitividad del país.
Sin embargo, rehabilitar un dañado puente que tiene casi cinco décadas de estar en servicio y alargar su vida útil, es el arreglo definitivo que plantea el Mopt.
La falta de presupuesto y el atraso en los trámites postergaron el inicio de las obras en la platina; colocar concreto en las rejillas dañadas —o lo que queda de ellas— fue el primer paso para asegurar que la superficie aguante un año más.
Aunque la gente verá mejoras en el puente, el Gobierno debería ir pensando en la construcción de una nueva estructura que permita el paso de más vehículos en la General Cañas y sobre todo que desahogue la carga que soporta la platina.
Si hubiera arrancado la construcción de la carretera a San Ramón, OAS habría construido un puente a la par del actual sobre el río Virilla, esta obra tiene un costo de $18 millones y hubiera estado lista en mayo del próximo año.

Manuel Avendaño
[email protected]
@mavendanoLR


Ver comentarios